Pareciera que la novela ahora sí tendría un desenlace más cercano; algo que finalmente pudiera desenredar y esclarecer el panorama de incertidumbre reinante en torno al jugador más seguido en este lapso de 'Offseason' del baloncesto de la NBA, para beneplácito de muchas franquicias de esta liga.

En la jornada de este lunes se dieron a conocer dos momentos cumbres con respecto al futuro inmediato de Kevin Durant y su situación con los Brooklyn Nets; primeramente, la reunión privada que sostuviera la 'tarántula' con uno de los propietarios del equipo, Joe Tsai, en la cual le recalcaba su intención de no querer continuar en la organización, entre otras razones por las diferencias que ha sostenido con parte del cuerpo técnico encabezado por Steve Nash.

En ese encuentro con Tsai, de acuerdo a lo publicado por Shams Charania de 'The Athletic', prácticamente Durant le puso a elegir entre su persona y la dupla conformada por el gerente general Sean Marks y el coach Nash; en otras palabras, puso como condición para seguir en Brooklyn, la no continuidad de estos personajes mencionados.

Lógicamente, una petición algo ambiciosa, pero tratándose de un jugador tan relevante como KD, se podía aspirar a una respuesta positiva; sin embargo, esto no ha sido así, por el contrario, tal solicitud pareciera haber caído mal en el seno ejecutivo de los Nets, y a escasas horas de haber tenido esa reunión, se produjo una importante decisión.

Y es que el propietario del conjunto del 'Bronx' ha manifestado en su propia cuenta Twitter '@joetsai1999', su intención de no aceptar la petición realizada por Durant, y por el contrario, declinarse a mantener su respaldo al actual staff técnico, así como también al Gerente General Marks.

"Nuestra oficina principal y el cuerpo técnico cuentan con mi apoyo. Tomaremos decisiones en el mejor interés de los Brooklyn Nets", ha sido el contundente mensaje de Joe Tsai, que sólo deja entrever que a partir de este momento, se puede afirmar que Kevin Durant deberá definitivamente mirar hacia otros horizontes.

Con esto, continuarán los intentos de negociaciones por hacerse con los servicios del jugador dos veces campeón con Golden State, en donde también se pueda reanimar el interés de franquicias como los Boston Celtics y, quizás, los propios Warriors; pero, ya de a poco todo comienza a aclararse y el resto de la NBA también vuelve a respirar.