Los Leones de Santo Do­mingo se coronaron cam­peones de la Liga Nacional de Baloncesto al vencer 114-101 a los Tita­nes del Distrito Nacional en tiempo extra en el sexto parti­do de la serie final celebra­do este viernes en el Palacio de los Deportes Virgilio Tra­vieso Soto.

Con la victoria, los Leones consiguieron su tercera co­rona de campeones de la LNB tras los títulos de 2011 ante los Cocolos y 2016 an­te los Metros, y terminaron con las aspiraciones de los Titanes de alzarse con el trofeo. El tiempo extra que­dó 21-8 a favor de los Leo­nes.

Juan Guerrero, quien fue nombrado el juga­dor más valioso de la final, yL.J. Figueroa encabeza­ron el ataque de los Leones. Guerrero terminó con 41 puntos y 13 rebotes, mien­tras que Figueroa aportó 30 tantos; Steven Burtt contri­buyó con 15 puntos y ocho asistencias, y Eulis Báez lo­gró 14 con siete rebotes.

Por los Titanes, el debutante refuerzo Terry Larrier ano­tó 34 puntos con tres rebo­tes y tres asistencias; Adonis de la Rosa tuvo 16 con cinco rebotes; Luis Montero ano­tó 17 con nueve asisten­cias y cinco rebotes; Achraf Yacoubou aportó 14 con 10 rebotes, y Richard Bautista aportó 10.

Los Leones son el tercer equipo que gana los últi­mos tres partidos de una final. En el año 2010, los Cañeros del Este obtuvie­ron los últimos tres triun­fos de la final y se procla­maron campeones ante los Tiburones de Puerto Plata. El último equipo que ganó los últimos tres juegos de una Serie Final de la LNB fue precisamente Leones, cuando vencieron en el cuarto, quinto y sexto par­tido a los Cocolos de San Pedro de Macorís en el año 2011.

Los Titanes se convirtieron en el primer equipo en la historia de la LNB que pier­de las finales en tres apari­ciones consecutivas. Caye­ron en siete partidos ante los Indios de San Francis­co de Macorís en la final de 2013 y en el 2014 fueron derrotados en seis encuen­tros por los Metros de San­tiago.

La clave para los visitantes fue el segundo cuarto cuan­do dejaron sin anotar cua­tro minutos y 12 segundos a los Escarlatas. En ese tiem­po, los Titanes facturaron una corrida 9-0. Ambos ti­raron para un 42 por cien­to de campo en los dos pri­meros cuartos. Los Titanes dominaron 28-20 los rebo­tes con 17 puntos de los 11 balones perdidos.