Sue Bird escuchó los cánticos de "un año más" de los fanáticos y decidió repetir para una temporada número 19 en la WNBA. La base superestrella anunció en Instagram que regresará a Seattle Storm en 2022.

Se esperaba que Bird se retirara después de un emotivo cambio de camiseta en el último partido con su mejor amiga Diana Taurasi.

La legendaria base, después de que muchos esperaban que se retirara luego la campaña de 2021, cumplió 41 años en octubre y es la jugadora activa de mayor edad de la WNBA por varios años.

Líder de asistencias de todos los tiempos de la liga hizo caso a los gritos de los fanáticos por "un año más". Cuando la temporada 2021 de las Storm terminó con una derrota en los playoffs en tiempo extra ante Diana Taurasi y las Phoenix Mercury, las viejas amigas y las leyendas de la WNBA compartieron un emotivo intercambio de camisetas en lo que parecía ser el enfrentamiento final de sus icónicas carreras de baloncesto.

Los fanáticos en el Angel of the Winds Arena de Seattle comenzaron a gritar "un año más" desde las gradas, y Taurasi incluso se volvió hacia la multitud y agitó los brazos para alentar los vítores mientras Bird se limpiaba los ojos con la camiseta."Estos fanáticos me harán llorar en unos dos segundos", dijo Bird cuando comenzaron los cánticos y luego se echó a llorar.

 "[El baloncesto] me ha brindado todas las experiencias que podría pedir. Me ha dado amigos increíbles, momentos increíbles, ya sea aquí en Seattle, con USA Basketball, Rusia, Connecticut. Quiero decir, podría hablar para siempre, pero ha sido increíble, y me tomaré mi tiempo y tomaré la decisión correcta".

Cuatro meses después, anunció su decisión con un hilarante Instagram que reproduce esos momentos finales de la temporada 2021. Primero, compartió un clip de esa entrevista posterior al juego, luego una foto de ella caminando por una puerta en el nuevo hogar de Storm: Climate Pledge Arena. Completó la publicación con un meme que dice "Cuando los fanáticos cantan 'un año más'", junto con la cara de Bird retocada en una foto de un niño colgando de una litera.

En la cancha, Bird no ha mostrado signos de desaceleración. La entonces jugadora de 40 años promedió 10 puntos por juego con un 43,1% de tiros desde el suelo. Su índice de aciertos del 41,9 % desde más allá del arco se ubicó entre los cinco primeros de la liga, mientras que sus 5,3 asistencias por partido fueron las sextas más altas de la WNBA.

El coeficiente intelectual de baloncesto de primer nivel y las habilidades de liderazgo de Bird sin duda ayudarán a las Storm en su búsqueda de un quinto título récord de la WNBA.

Si las superestrellas Breanna Stewart y Jewell Loyd también regresan a Seattle, el equipo estará bien posicionado para hacer historia. Pero por ahora, los fanáticos de Storm disfrutarán tener una última temporada para ver a su estrella de toda la vida en la cancha. Un campeonato sería un extra, y un cierre hermoso.