Sin dudas es uno de los mejores jugadores de la NBA y uno de los más queridos, hablamos de la superestrella de los Golden State Warriors, Stephen Curry, quien cuenta con una tremenda base de fanáticos en todo el mundo. Cuenta con una personalidad agradable que le ayuda a conectarse fácilmente con los fanáticos.

La razón de esto es simple. Curry tiene la capacidad de conquistar a los fanáticos con sus habilidades en la cancha. Desde lanzar triples largos hasta ganar partidos para su equipo. Steph puede hacerlo todo.

Su popularidad entre los fanáticos es tan grande que muchos lo consideran la cara de la NBA, por encima de la superestrella de Los Ángeles Lakers, LeBron James, quien ocupó ese puesto durante más de una década, parece que le ha pasado la antorcha a Steph.

Se vuelve aún más evidente con una estadística reciente sobre la acumulación de vistas en las redes sociales en la temporada 2021-22 de la NBA. Recientemente, el director de contenido de BasketballNews.com, Alex Kennedy, publicó una estadística en Twitter con tres jugadores que han obtenido la mayor cantidad de visitas en las redes sociales esta temporada.

"¿Qué jugadores de la NBA han generado la mayor cantidad de vistas de video en las redes sociales de @NBA? La brecha entre Stephen Curry y todos los demás es bastante grande"

Curry ha acumulado 674 millones de visitas a través de las redes sociales, le sigue LeBron James con 402 millones de visitas y, por último, Ja Morant ocupa el tercer lugar con 385 millones de visitas.

Aunque no es sorprendente que Steph esté en el primer puesto, la diferencia entre él y el siguiente jugador más cercano es bastante sorprendente. A pesar de ser la cara de la liga durante tantos años, James tiene 272 millones de visitas detrás de su rival Steph.

En días atrás, el analista de la NBA, Stephen A. Smith, hizo una afirmación audaz acerca de que Curry es la cara de la NBA sobre LeBron. Muchos no creían las palabras de Smith en ese momento, pero mirando estas estadísticas ciertamente hace creer que tiene la razón.

Stephen juega para el equipo con más rating televisivo, es segundo en camisetas vendidas y es el jugador más visto de la NBA, nada mal para el oriundo de Cleveland.