Como si de El Infierno de Dante se tratará, todo parece indicar que Russell Westbrook irá al purgatorio a recibir el castigo por su mala conducta con los Lakers.

Antes había sido Frank Vogel, el hombre que se pensó podría ser una versión moderna de Phil Jackson pero no, se mostró más como un entrenador colegial y también recaló en el purgatorio.

La ilusión

Fue como una gran ilusión que nunca se concretó y de ser la esperanza para dominar las duelas de la NBA por tres o cuatro años más, quedó en nada, en pura decepción.

La historia de Russell Westbrook en los Lakers fue como un amargo capítulo de un libro de Stephen King; de la felicidad fue al caos y no exageró, Lebron James, Anthony Davies y Westbrook debían haber sido los reyes de la cancha y la afición soñaba incluso con otra era dorada para el club, como aquella de finales de la primera década de los 2000 con Phil Jackson.

Pero no... sueños rotos

Debió ser así pero no, jamás se encontraron y por momentos, cuando lo hicieron, jamás estuvieron al nivel esperado.

Mucho antes de terminar la campaña regular con el equipo metido de lleno en la pelea por un boleto a los Play In, Westbrook se bajó del carro, comunicó que se iría o deseaba irse después de acabar la temporada.

Ahí en ese instante se acabó todo y el estelar jugador terminó de anularse por completo como el enorme cero de su camiseta.

Westbrook se anuló no solo por lo mostrado en las canchas con ese promedio de puntos inferior a 10 por partido, no, fue más allá, mentalmente se sumió en un abismo atroz, ni reía, ni gesticulaba, funcionaba automáticamente.

La venganza

Hace unas días ha comenzado a sonar la posibilidad de que Westbrook salga pronto del elenco californiano, casi seguro vía Charlotte Hornets.

Medios como Marca y Fanside se han hecho eco de la información que cobra total sentido pues en los Hornets está una figura deseada por los Lakers desde hace tiempo, nos referimos a LaMelo Ball.

Al mismo tiempo, el trueque implicaría una importante liberación de masa salarial, en un orden cercano a los 47 millones de euros.

Otra carta bajo la manga

La información refiere además que en caso de fallar la posibilidad de Ball, los Lakers estarían pensando en Indiana Pacers y Budey Hield; otro de los jugadores que antaño ha estado en la mira.

Como quiera no hay nada concreto todavía y hay tono medio especulativo merodeando el ambiente pero hablamos de alta probabilidad.

Ya se losLakers salieron de Vogel y de Trevor Ariza, hasta se comenta que el propio Anthony Davies tendría sus días contados pero la noticia hasta ahora va siendo Russel Westbrook.

Después del fracaso, fuentes cercanas al club han afirmado que en la entidad se plantean una reconstrucción total y en ese sentido, Westbrook, uno de los pesos pesados podría estar siendo ajusticiado.