Los Golden State Warriors informaron este martes de que el escolta All-Star Klay Thompson completó su primer entrenamiento con el resto del equipo desde que sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior durante el Sexto Partido de las Finales de la NBA de 2019 y el tendón de Aquiles derecho en noviembre del 2020.

El jugador, a través de un comunicado ofrecido por los Warriors, dijo que la jornada había sido "emocionante" después de haber podido correr de nuevo con el resto de los compañeros, tener la opción de volver a jugar al baloncesto y dejar atrás todos los malos momentos vividos.

El escolta se muestra positivo de cara a la lucha por el anillo: "Somos la tercera mejor defensa de la liga, y lo mismo en ataque. Y todavía no estoy allí fuera jugando, pensad en ello". En San Francisco se ilusionan enormemente con lo que pueda aportar el tirador.

La pasada semana, el personal médico ya autorizó a Thompson para que pudiese trabajar en el 5 contra 5, sin que hasta el momento haya tenido ningún tipo de contratiempo con las antiguas lesiones. A pesar de la buena reacción que ha tenido Thompson en su vuelta a los entrenamientos, dentro del equipo no han dado a conocer cuando podría estar listo para volver a la competición oficial.

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, señaló que tienen todavía por delante varias semanas para trabajar en la preparación de Thompson, pero no hay ninguna fecha establecida para que vuelva a la competición activa. A pesar de la ausencia de Thompson, los Warriors tienen la mejor marca de la Conferencia Oeste y de la liga (15-2)y se han convertido en la sorpresa positiva.