La NBA ultima detalles para comenzar una temporada que significará el regreso a la "normalidad" después de que la campaña anterior se viera afectada por la ausencia de público y todas las restricciones. Como en los últimos partidos de los pasados playoff, los estadios ya se vieron casi repletos, la liga no quiere dejar nada librado al azar para retroceder en esa medida.

Por lo tanto, se comunicó que todo el personal de los equipos de la liga que tenga contacto cercano con jugadores y árbitros deberá estar completamente vacunado contra el coronavirus esta temporada para poder ser parte de cada juego este año.

La medida incluye a todas los miembros del staff que viajen con los equipos como parte de la delegación, o estén cerca del área de bancas, tengan acceso a los vestuarios de equipo visitantes, locales o de árbitros en las arenas y quienes trabajan en la mesa de puntuación.

Por el momento, los únicos que no estarán obligados a inmunizarse con la vacuna contra el coronavirus son los jugadores. Además, la NBA reportó que los médicos deberán estarlo con un plazo que finaliza el 1 de octubre, mientras que el resto de los involucrados podrán hacerlo justo antes del inicio del primer partido.

Los campamentos de entrenamiento para los 30 equipos de la NBA inician a finales de septiembre, y los partidos de pretemporada se empezarán a jugar a inicios de octubre. La temporada regular da inicio el 19 de octubre.