La situación de Russell Westbrook y su futuro inmediato con el conjunto de Los Ángeles Lakers pareciera poco a poco esclarecerse, siendo éste un caso en el cual se ha dejado saber de forma pública que el jugador no tendría el visto bueno por parte de la directiva, aunque no de parte del actual entrenador, Darvin Ham.

Han sido unas últimas semanas de muchos rumores y posibles movimientos y transacciones dentro del mercado de transferencias en la NBA, y particularmente este caso de Westbrook no se ha quedado relegado del todo.

Ahora bien, ¿Por qué ha demorado tanto esta situación? entre otras cosas, por su alto salario de $ 47 millones de su último año de contrato con el equipo californiano, algo que no ha sido fácil de asimilar por algún equipo en la liga, más aún con la incertidumbre reinante de la definición de los casos específicos de Kevin Durant y Kyrie Irving.

Ciertamente, ha habido interés hacia Westbrook por parte de equipos como los Indiana Pacers, New York Knicks, San Antonio Spurs y Utah Jazz, de momento sin éxito alguno en poder concretar alguna negociación con el base.

De acuerdo a una publicación de Eric Pincus del 'Bleacher Report', quién a su vez recibiera información de un representante de jugadores de la liga, se pudo dar a conocer que si habrá una fecha límite para efectuar algún movimiento que implique la salida de Westbrook de los Lakers, será en el denominado 'Trade Deadline 2023', es decir, en los últimos días del mercado de traspasos.

Esto es debido a que se considera mucho más probable cambiar al jugador en una fecha en la cual, los propios Lakers se habrán hecho responsables de buena parte de su salario, haciéndose un poco más accesible para cualquiera de los equipos interesados.

Dicho reporte también señala que los Lakers "debieran colocar al jugador en el banco de suplentes hasta que pueda ser traspasado", como una forma de forzar su salida, aunque el más afectado sea el propio jugador. "El equipo no puede perder este intercambio, y todos lo saben. Cambiar solo por cambiar es una mentalidad horrible".

Por otra parte, la figura y líder de los Lakers, LeBron James, ha continuado manifestando su interés en que Kyrie Irving llegue a tomar el lugar de Westbrook, con el que no ha podido conservar buenas relaciones últimamente. Lo cierto es que la probabilidad de que ocurra la salida del ex jugador de Oklahoma City es cada vez mayor.

Todo esto ocurre cuando justamentese cumple un año de la llegada de Westbrook a Los Ángeles, en una transacción que también involucró a los 'picks' de los Drafts de segunda ronda del  2024 y 2028, a cambio de Kentavious Cadwell-Pope, Kyle Kuzma y Montrezl Harris, quienes desembocaron en los Washington Wizards.