Al parecer nadie puede parar a los Boston Celtics, quienes parecen estar decididos a revalidar su título actual de conferencia, pero que no conformes con esto, tratar de llevarse el campeonato de la liga, toda vez que se quedaran con las ganas en la edición anterior ante los Golden State Warriors.

Resulta que en la jornada especial de este lunes, en la cual la NBA celebró su tradicional “MLK Day”, dedicada especialmente a la lucha de los derechos civiles que en su momento impulsara Martin Luther King, los Celtics han obtenido su séptima victoria en fila, esta vez a expensas de los Charlotte Hornets 130-118, pero destacando una enorme participación de su figura Jayson Tatum.

Y es que el escolta ha cosechado una faena de 51 puntos, típica de un jugador inspirado y que desea ser considerado seriamente para el MVP de esta temporada; pero también está cumpliendo su palabra de que tanto él y sus compañeros iban a dejar todo por desquitarse de ese mal sabor de las pasadas finales.

Además que en este duelo ante Charlotte, los Celtics no contaban con su otra gran figura Jaylen Brown; entonces Tatum se ha cargado toda la mochila en sus hombros para extender este buen momento de su equipo, que pareciera no tener ningún obstáculo para asegurar prontamente su pase a la postemporada.

Sin embargo, tuvo el apoyo de Derrick White, que esta vez estuvo en el quinteto abridor y aportara 19 tantos, además de otros 10 de Marcus Smart, y nuevamente desde la suplencia uno que anda muy bien como Malcolm Brogdon con 16 unidades.

Por su parte, no dejamos de mencionar al dominicano Al Horford, esta vez con un rol menos protagónico a nivel ofensivo, con 8 puntos y 3 rebotes, pero que en los dos encuentros anteriores llegó a sumar entre ambos hasta 30 unidades.

Y es así como de la mano de Tatum, los bostonianos llegan a su victoria 33 por apenas 12 derrotas, sacando ahora una ventaja importante de 4,5 juegos sobre los Brooklyn Nets y Milwaukee Bucks, uno de los tres únicos equipos con al menos 30 triunfos, de momento cumpliendo con todas las expectativas previas al inicio de esta temporada.