Siguen las noticias indeseadas en el seno de Los Ángeles Lakers, que ya no hayan con que lidiar en lo que va de temporada; un equipo que poco a poco parece recuperarse y salir de los últimos lugares, pero aún con registro negativo y lejos de poder enracharse positivamente.

Su más reciente incursión fue ante los Phoenix Suns hace un par de días, ante quienes sucumbieron, a pesar de otra gran actuación de Anthony Davis que le permitió incluso hacer historia con esta franquicia; pero más allá de la derrota, han tenido otro polémico episodio.

Los Lakers adquirieron para esta campaña a Patrick Beverley, con la intención de tener un buen elemento para cumplir en el trabajo defensivo y con ese rol de distraer a sus rivales, algo que sabe hacer muy bien; pero en este compromiso ante los Suns ha cometido una infracción que la liga no se la iba a perdonar.

En una de tantas jugadas, Beverley le propinó un empujón a DeAndre Ayton, cuando este se encontraba de espaldas al canasto y lo ha derribado al suelo, en una acción en la que tuvieron que intervenir jugadores de ambos equipos para que no pasara a mayores.

En vista que no es primera vez que sucede algo como esto, ya que jugando para los Clippers, Beverley en las finales de conferencia del 2021 ya había hecho lo mismo ante Chris Paul, casualmente también de los Phoenix Suns.

En este sentido, la NBA a través de su presidencia de Operaciones, la cual es ejercida por el ex jugador de los Pistons, Joe Dumars, ha decidido suspender al jugador por 3 partidos, sanción que comenzará a regir desde este viernes 25 hasta el lunes 28, cuando los Lakers enfrenten en ese entonces a los Indiana Pacers.

Con esto, la liga simplemente está buscando sentar otro precedente, y más tratándose de un jugador que es reincidente en estos casos; de paso que lo ha hecho en un momento nada oportuno, ya que los Lakers siguen en su lucha por ascender en su conferencia y que aún no recupera del todo a su figura LeBron James.