Los Playoff ofrecen historias de todo tipo. Pero pocas como la que tiene de protagonista a Luka Doncic y a los Mavericks que no dejan de soñar con unas Finales de NBA. En la jornada de ayer, los texanos se impusieron al primer match point en contra y le dieron una paliza a Phoenix por 113-86 y de esa forma forzaron el séptimo juego, el primero en esta postemporada.

Doncic sigue asombrando en estos playoffs al rozar el triple doble con 33 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias en el American Airlines Center de Dallas. El esloveno fue el dueño absoluto del partido y contó además con un respaldo muy sólido de sus compañeros.

Reggie Bullock (19 puntos, con 5 triples, y 7 rebotes), Jalen Brunson (18 puntos) y Spencer Dinwiddie (15 puntos) acompañaron perfectamente a Doncic en unos Mavericks que metieron 16 triples y ya habían sentenciado las acciones al entretiempo, al que se fueron con una ventaja de quince puntos.

33 puntos

11 rebotes

8 asistencias

4 robos

La contracara fueron los Suns. Su tridente conformado por Devin Booker, Chris Paul y DeAndre Ayton estuvo errático y no fue acompañado por el resto del equipo que apenas hizo presencia en el tablero de las estadísticas.

Ayton fue el mejor (21 puntos y 11 rebotes) mientras que Booker (19 puntos y 8 pérdidas) y Paul (13 puntos y 5 pérdidas) pasaron con más pena que gloria. Phoenix no tuvo su noche desde lo colectivo y perdió nada menos que 22 balones, provocando 29 puntos rivales. Muy complicado de esa forma.

Ahora, todo se definirá en el séptimo juego que se realizará en Phoenix el domingo en lo que será el primer juego a todo o nada de la postemporada 2022. Los Suns quieren la revancha del anillo que perdieron ante los Bucks, mientras que los Mavs y Doncic quieren ser los herederos de Nowitzki y los campeones de 2011.