Cuando el equipo de Dallas Mavericks sorprendió a Phoenix Suns en la ronda pasada, todos esperábamos una serie más reñida frente a Golden State Warriors, a pesar de no ser favoritos en la final de la conferencia Oeste. La realidad ha sido otra, Golden State Warriors que no ha jugado su mejor baloncesto, se las ha arreglado para colocar la serie 3-0 a su favor y tener un pie dentro de las finales de la NBA, por primera vez desde 2019.

Sin dudas, la diferencia de talento entre ambos equipos es obvia. La falta de profundidad es evidente. Ofensivamente, los Mavs solo cuentan con un arma contra un equipo con varios jugadores del calibre del Salón de la Fama. Pero nos surge una pregunta:

¿Podrá Dallas Mavericks lograr el milagro?

Aunque sabemos que nada es imposible y que en los deportes todo puede pasar, Dallas tiene los números en contra para intentar hacer un regreso único e histórico. Pero con Dallas nunca se sabe, pues se recuerda que en la serie frente a Suns, estuvieron debajo 0-2 y se las arreglaron para salir vencedores.

En la historia de los playoffs de la NBA, 146 equipos han enfrentado un déficit de 3-0 en una serie de postemporada de siete juegos, donde todos los equipos con esta ventaja han salido airosos, es decir, nadie ha regresado de dicha desventaja. Ahora bien, no todas las series han sido barridas, lo que da esperanzas a los Texanos de extender su tiempo de vida.

De las 146 series, 90 terminaron en barridas (4-0), 42 finalizaron en el quinto partido (4-1), 11 llegaron a un sexto partido (4-2) y sólo tres equipos lograron obligar un séptimo y decisivo partido, aunque perdieron.

🔹De las 146 series, 90 fueron barridas (4-0).

🔹42 se extendieron a 5 partidos (4-1).

🔹11 terminaron en 6 partidos (4-2).

🔹Sólo 3 llegaron a un juego 7 (4-3) 👀.

En esta misma postemporada el equipo de Toronto Raptorsestuvo debajo 0-3 en la serie de primera ronda frente a Philadephia Sixers, lograron ganar sus próximos dos partidos, pero cayeron en el sexto partido así que no pudieron convertirse en el cuarto equipo en forzar en un séptimo partido.

Aunque suene loco y descabellado en estas instancias, Dallas debe pensar en cada partido y para seguir con vida deben mejorar tres factores:

  • Efectividad en los disparos: Ambos equipos han lanzado una cantidad parecida de disparos de campo, pero Dallas cuenta con una efectividad de 41%, lejos del 53.1% conseguido por los Warriors, quien, con una buena defensa y muchos tiros abiertos fallados de Dallas, están sacando de juego a su rival. Ni hablar de los triples, Dallas ha intentado 138 triples, más de un 50% de intentos que sus rivales, pero están teniendo una efectividad pésima de 32.6%.
  • Los rebotes: Están siendo superados 141 por 98, dándole una segunda oportunidad a Golden State, que como vimos, se ha visto más efectivo en sus disparos.
  • Ser más calmados y elegir mejor sus disparos: La estrategia de correr y disparar frente a Golden State no les está resultando, sobre todo tomando en cuenta la baja efectividad en sus disparos y la diferencia entre los rebotes. En el segundo partido de la serie, Golden State que se vio abajo por 19 puntos, demostró que la buena elección de disparos y trabajar cada jugada da buenos resultados, llevándose un partido histórico.

Luka Doncic ha tenido tremenda serie, promediando 34.0 puntos, 7.7 rebotes y 5.0 asistencias, pero también se debe destacar el esquema defensivo que ha montado Steve Kerr en torno a él, colocando a Draymond Green, Andrew Wiggins y Kevin Looney ha que no pueda hacer daño en la pintura y obligándolo a tomar disparos más forzados. Dallas necesita que los complementos del equipo se mantengan efectivos, Reggie Bullockse fue de 0/10 de campo en un partido para el olvido.

El cuarto partido se celebrará esta noche en el American Airlines Center, casa de Dallas Mavericks, donde Golden State Warriors buscará convertirse en el primer equipo desde los Chicago Bulls de los 90s en hacer seis viajes a las Finales de la NBA en un período de ocho años. Desde que Steve Kerr tomó el banquillo del equipo, los Warriors han ganado 20 de 22 series de postemporada y han ganado tres campeonatos.

Para respiro de Dallas Mavericks, los Wariors no han sido buenos para barrer a sus rivales. En la era de Steve Kerr se han visto en este escenario once veces, siendo su récord 6-4 en las ocasiones previas al partido 4 que se jugará esta noche. También cuentan con Doncic, quien en juegos de eliminación cuenta con el mayor promedio de puntos (38.0 ppg).

Jugando en su casa y sabiendo que Golden State aparentemente baja la intensidad en los juegos 4 cuando se encuentran 3-0 en la serie, es posible que Dallas salga vencedor en el partido de esta noche y evite la barrida, aunque no veo posible que puedan completar el milagro de ganar esta serie.