Pau Gasol  ha llegado al final de un capítulo en su vida. Hizo una extraordinaria carrera como jugador de baloncesto. Alcanzando casi todo lo que un jugador de baloncesto anhelaría. Le ha dado campeonatos a su patria, España, campeón múltiple de la NBA, incluso título de la Copa del Mundo, tres medallas olímpicas. Grande.

A sus 41 años lo vemos en acción nueva vez en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Algunos lo verán como "innecesario", pero Gasol simplemente ama jugar. Y quería cerrar su carrera de baloncesto profesional sudando en la cancha, no bajo el estrés de una lesión. Una fractura en su pie izquierdo por la que fue sometido a una cirugía, interrumpió el curso de su carrera en la NBA y le dió fin en la liga.

Pero no fue el final de su carrera, volvió a la cancha con el FC Barcelona la temporada pasada a ayudar a ese club a ganar el título de la Liga española.

España (2-0) juega contra Eslovenia (2-0) el domingo por el primer puesto del Grupo C. Ambos equipos ya se han asegurado los cuartos de final. Gasol está jugando minutos significativos para España, promediando9.0 puntos y 6.0 rebotes con un 62% de tiros en los dos primeros partidos en los Juegos Olímpicos.

Estos Juegos Olímpicos se pospusieron un año debido a la pandemia, si no se aplazan, Pau Gasol no estaría en ellos. Su pie no estaba listo para entonces.

A principio de año, consiguió regresar a Barcelona y terminó jugando un papel importante en su carrera por el título.