El escolta de Los Clippers de Los Ángeles, Patrick Beverley 'desató' la frustración que tenía al estar perdiendo por más de 20 puntos en el Juego 6 de las Finales de Conferencia del Oeste, empujando al armador de Los Suns de Phoenix, Chris Paul, faltando 6 minutos para terminar el encuentro.

Paul lanzó un tiro de 3 para poner el marcador 115-92 en ese momento, cuando miró a Beverley, y el polémico jugador de los Clippers fue detrás de él para, finalmente, empujarlo y tumbarlo. Esto provocó que los compañeros de Paul comenzaran a defenderlo, y los arbitros tuvieron que finalizar la disputa. Al ver la repetición de lo ocurrido, los mismos decidieron expulsarlo del partido.

Chris Paul anotó 41 puntos, tuvo 8 asistencias, y encestó 7 de los 8 tiros de 3 intentados, para así clasificar a sus primeras Finales de la NBA en 16 años como jugador profesional, y la primera del equipo desde el 1993, cuando se enfrentaron a Michael Jordan y los famosos Bulls.