Los Milwaukee Bucks empiezan a remontar posiciones en la Conferencia Este y después de su triunfo por 100-118 ante los Indiana Pacers duermen en la cuarta plaza de la tabla. Liderados por un magnífico Giannis Antetokounmpo, autor de 26 puntos, 13 rebotes y 3 asistencias, los vigentes campeones se escaparon con un tercer cuarto demoledor y un 27-39 de parcial.

Al descanso ganaba de cinco y entraron al último cuarto con 17 tantos de ventaja, una distancia suficiente para navegar plácidamente hasta el final del encuentro. Jrue Holiday, que acompañó la exhibición de Anteto con 23 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias, compartió el secreto de la receta de los Bucks. "Estamos jugando juntos y todo el mundo contribuye, nos lo pasamos bien", comentó el base.

Seis jugadores de Milwaukee terminaron en dobles dígitos: Anteto, Holiday, Middleton (14), Portis (15), Connaughton (14) y Hill (13). Este equilibrio perfecto contrastó con el mal momento de unos Pacers liderados por Caris LeVert, autor de 23 puntos, y poco más. Malcolm Brogdon, con 16 puntos, fue el segundo máximo anotador de los locales, que vieron una vez más sufrir a Domantas Sabonis, 4 puntos y un pobre 1 de 8 en tiros de campo.

Por el lado del dominicano Chris Duarte, tuvo otra decente producción con una planilla que registró 10 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en treinta minutos de juego. El criollo no es el mismo que en sus primeros partidos, luego de una lesión en su hombro y una rotación más constante.

La gran noticia de la noche ocurrió antes del partido, cuando se supo que los Bucks firmarán con un contrato no garantizado al pívot DeMarcus Cousins.