Los Bucks se impusieron como locales por 122-108 en un partido que puede ser un adelanto de la primera ronda de Playoffs: dominaron en el primer cuarto y fueron liderados por 20 puntos y 10 asistencias de Jrue Holiday. Necesitan ganar el domingo y que pierda Brooklyn para terminar segundos. Miami ya no puede ser cuarto en el Este.

¿Habrá sido un adelanto de lo que veremos a partir del próximo fin de semana? ¿Llegará una potencial revancha de un golpe del 2020 que terminó dejando menos secuelas de las que parecía que podía generar? Por el momento Milwaukee Bucksy Miami Heat se enfrentarían en la primera ronda de los Playoffs, con los de Wisconsin ubicados terceros y los de Florida sextos, pero la victoria de los Bucks por 122-108 en el duelo del sábado entre estos equipos todavía le abre a los dirigidos por Mike Budenholzer las esperanzas de llegar a obtener el segundo lugar de la Conferencia Este, aunque sean pocas.

Los Bucks eligieron no preservar nada y pusieron todo en la cancha en el último partido de la Fase Regular 2020-2021 en su estadio. Así, con el pie en el acelerador ante un Miami que no contó con Jimmy Butler, comenzaron con un primer cuarto fantástico que ganaron por 44-28 y marcaron el tono de lo que sería un partido en el que el Heat siempre corrió desde atrás en el marcador, apenas liderando por un punto en el inicio.

Milwaukee nunca pensó en aflojar: llegó a liderar por 24 puntos en un pasaje del segundo cuarto, con un ataque que parecía imposible frenar para un Miami que nuevamente tuvo problemas defensivos: no posee la identidad de su gran temporada pasada y por algo está entre los siete equipos que más puntos cada 100 posesiones permiten en los últimos 15 encuentros.

Igualmente sin Butler y con una noche de Bam Adebayo (5 puntos y 8 asistencias con 2-9 de campo) fuera de su habitual regularidad que justamente brilló contra los Bucks en los Playoffs pasados el análisis no puede ser demasiado predictivo. Pero mientras tanto Milwaukee se iba al entretiempo ganando 71-50 con un 62,2% de acierto en tiros de campo y apenas 4 pérdidas de balón.

Un par de triples metieron a Miami (que lanzó 22-49 en el encuentro, un 44,9% de acierto) en partido al comenzar el tercer período, achicando la diferencia a 11 puntos, pero sin un Adebayo efectivo el Heat permitió que Milwaukee vuelva a escaparse y cierre el tercer cuarto ganando 99-81 con el mejor pasaje de Giannis Antetokounmpo.

Miami no logró ni siquiera arremeter del todo en el período final, sin recortar la brecha a un simple dígito a pesar de su acierto desde el triple (6-11 en los 12 minutos finales). El resultado final llegó a maquillarse un poco, pero demuestra lo superior que fue el equipo local.

Este resultado le deja a los Bucks un récord de 46-25 y todavía abre sus chances de llegar a ser segundos en el Este: para eso necesitan que el domingo en la última jornada Brooklyn caiga ante Cleveland Cavaliers como local y a su vez Milwaukee le tiene que ganar a Chicago de visitante. Parece poco probable que los Nets caigan, pero nada esta definido en la lucha por una eventual ventaja de localía en segunda ronda de Playoffs entre Bucks y Nets.

Hablando de ventaja de localía, es algo que Miami ya no podrá tener en Playoffs: su derrota y la victoria de New York Knicks sobre Charlotte Hornets dejaron al Heat restringido al quinto o sexto lugar del Este: por el momento son sextos con 39-32 pero pueden escalar un puesto si el domingo le ganan a Detroit Pistons yNew York cae ante Boston Celtics.

En caso de terminar quinto, Miami enfrentará a Atlanta Hawks en la primera ronda de Playoffs. Si concluye sexto, su rival será Bucks o Nets, algo a priori bastante más complicado.