Milwaukee Bucks golpeó primero en estos playoffs. Y lo hizo con drama para poder doblegar a los Miami Heat (109-107), que demostraron que no están en las rondas finales como meros espectadores. Ganaron, seguimos, gracias a una genialidad de Khris Middleton: anotó la canasta de la victoria a falta de 0,5 segundos. Fue una acción preciosa y difícil, un tiro a media distancia con varios defensores encima. El alero concluyó como máximo anotador del partido con 27 puntos por ese acierto.

Fue el punto final a un duelo que llegó a la prórroga y dejó, otra vez, muchas dudas sobre la eficacia de Budenholzer en este tramo de la temporada. El plan A es el que es, Antetokounmpo. Si falla (como ha ocurrido con asiduidad en el pasado), el B sigue siendo un misterio. Veremos.

El partido estuvo disfrutón durante 40 minutos. Siempre igualado. Nadie daba un paso adelante para marcharse lejos en el marcador… o no le dejaba (elijan ustedes). Los siguientes 13, con el tiempo extra incluido, un puedo y no quiero de ambos equipos. Un amasijo de nervios. Un fallo tras otro. Desde el triple y desde la personal. Fue desquiciante.

Un fin de partido nervioso

A falta de ocho minutos para concluir el último cuarto, el marcador lucía un empate a 86. Tres después, a 90. Y comenzaron las visitas a la línea de persona hasta el empate a 99 de antes de la prórroga. Mucha culpa la tuvo Antetokounmpo, que dio un recital incomprensible: falló cuatro de sus siete intentos desde la personal en los cinco minutos finales del cuarto periodo. Uno de sus errores, además, llegó por una infracción: sobrepasó el límite de 10 segundos para lanzar.

Fallo tras fallo que dejaron a Jimmy Butler la opción de conducir el encuentro a la prórroga (99-99). El escolta de Miami anotó 17 puntos, pero estuvo horrible en el tiro con un 4 de 22 (2/9 desde el triple). Anteto no le anduvo lejos: 26 tantos, 10/27 (0/3 de tres). Los Heat se agarraron a la versión playoffs de Goran Dragic (25) y al estilo francotirador de Robinson (24 puntos con 7 triples, récord de la franquicia en la postemporada) para resistir y soñar con la primera. No sirvió de mucho. Milwaukee les robó sus esperanzas.

Video resumen del partido