La temporada se acabó para Dallas Mavericks y Luka Doncic. El esloveno fue la estrella del equipo y fue clave para llegar al Juego 7 ante Los Angeles Clippers, que fue superior en el último partido y se terminó quedando con la serie para avanzar a las semifinales de los playoffs de la Conferencia Oeste de la NBA.

"Creo que hemos luchado muy bien. Hemos llegado hasta el séptimo partido y no lo pudimos ganar. Pero creo que lo hemos dado todo y estoy muy orgulloso de este equipo", aseguró Luka Doncic en la rueda de prensa posterior al encuentro ante los Clippers.

"Todavía no pude demostrar nada, llegamos a los Playoffs dos veces y perdimos dos veces así que todavía nada, jugamos para ganar y no lo hicimos", agregó el talentoso jugador esloveno.

"Siempre se aprenden distintas cosas. Los Playoffs son diferentes a la Fase Regular, un séptimo partido es lo más difícil, tienes que dejar todo. Esta vez no tuvimos el resultado que queríamos pero volveremos el año que viene. En cada serie que se pierde se piensa sobre lo que se puede mejorar, que partidos podríamos haber ganado, pero eso es cosa del pasado, hay que mirar hacia adelante y corregir los errores", cerró Luka Doncic.

Los números de Luka Doncic en esta serie de playoffs fueron extraordinarios: un promedio de 35,7 puntos, 10,3 asistencias, 7,9 rebotes y 1,3 robos, con un porcentaje de 49% en tiros de campo, 40,8% en triples y un 52% en tiros libres.

Además, Doncic es el primer jugador en la historia de la liga que promedia al menos 35 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes en unos Playoffs disputando un mínimo de siete partidos, algo impresionante para un jugador de solo 22 años.