Más allá de sus 17,5 puntos promedio por juego, sus 5 rebotes y 4 asistencias en estos Play Offs, Andrew Wiggins es ahora mismo la principal pieza dentro del esquema defensivo de los Golden State Warriors.

Si además miramos que ahora mismo en las Finales de Conferencia, Wiggins es el hombre encargado de hacerle la vida imposible a Luka Doncic; si vemos allí entendemos a cabalidad su prominencia dentro de la duela.

Duda para el juego tres

Por todo esto adquiere mayor trascendencia el hecho que los Warriors hayan colocado a Wiggins como duda para el tercer juego de la final frente a los Mavericks, tal como lo refiere el escritor senior de The Athletic, Anthony Slater, encargado de cubrir a los Warriors.

Andrew Wiggins is questionable for Game 3 in Dallas with left ankle soreness. Status to monitor in the next 24 hours.

El alero se había torcido el tobillo en el segundo juego y no estaría a plenitud para el choque en el American Airlines Center de Dallas.

No obstante, el coach Steve Kerr declaró a los medios como TNT y a The Athletic  que se trata de algo meramente protocolar debido a las normas de la NBA pero no duda que Wiggins pueda salir y jugar esta noche.

Un segundo aire

Andrew Wiggins ha vuelto a renacer con Golden State, pues si bien, ya no hablamos de un jugador que fue la elección número 1 del Draft, Wiggins ha logrado adaptarse al esquema de Kerr y es un eslabón vital en el juego de los Warriors.

Habrá que esperar a ver, pues en estos dos desafíos como visitantes, los Warriors necesitan de todas piezas disponibles para mantener esa presión constante en cada partido,sobre todo en los finales, momentos en los que han derrochado todo su potencial físico para aplastar a sus rivales,tal como ocurrió en el segundo juego, donde luego de ir perdiendo tras la primera mitad terminaron ganando 126-117.

Como sea los Warriors tienen una importante ventaja,2-0 y además la experiencia de estar en cinco finales consecutivas, algo que pesa una inmensidad en una instancia así.