Luego de superar 109-100 a los Mavericks, los Golden State Warriors acarician una nueva final de la National Basketball Association. La escuadra liderada por Stephen Curry van por la barrida en las finales del Oeste, algo que muy pocos equipos han logrado en la historia de la NBA.

Pero lo impresionante de todo esto, es que la posible barrida de los californianos ante Dallas no sería la primera sino la tercera vez y en las últimas seis temporadas, lo que los califica como uno de las mejores equipos en ese lapso de la liga de baloncesto más importante del mundo.

En la temporada 2018-19, los Warriors, que entre sus estrellas estaba Kevin Durant, no dejaron respirar a Portland Trail Blazers y les pasaron la escoba (4-0) para avanzar a su quinta final de la NBA de manera consecutiva, en aquel entonces. En ese año, Golden State se quedó a las puertas del anillo de campeonato al caer 4-2 en la serie ante Toronto Raptors en seis duelos.

Viajamos hasta la campaña 2016-17 porque los de "La Bahía" llegaban a su tercera final en fila en el Oeste ante los San Antonio Spurs. Los Warriors no tuvieron piedad y les propinaron la barrida a los de Tim Duncan, Manu Ginobili y compañía para así lograr unas nuevas finales de la NBA, venciendo en cinco juegos (4-1) a LeBron James y sus Cleveland Cavaliers.

Nadie ha sido eliminado con un 3-0 a favor

La historia está a favor para Golden State con la serie 3-0 ante los Mavericks, ya que a ningún equipo le han remontaron cuando presentan esa ventaja en la Conferencia Oeste. Los quintetos acumulan récord de 146-0 de por vida en dichas instancias divididas de la siguiente manera:

  • 4-0 en 90 ocasiones.
  • 4-1 en 42.
  • 4-2 en 11.
  • 4-3 en tres.

En ambas barridas ante Trail Blazers y Spurs estuvieron presentes los jugadores Stephen Curry, Klay Thomson, Draymond Green y el coach Steve Kerr. Todos estarán en busca de esta hazaña por tercera vez.

Golden State irá por el boleto a la final de la NBA, este martes 24 de mayo en el estadio American Airlines Center, hogar de los Dallas Mavericks, que intentarán evitar la barrida de la mano de Luka Doncic.