La NBA ya encara la recta final para el comienzo de una nueva temporada. Una temporada especial, ya que significará el regreso de la "normalidad" con estadios llenos, luego de una temporada y media a puras restricciones y burbujas sanitarias.

Pero, más allá de la buena noticia, Los Ángeles Lakers tienen una preocupación a la que deberán prestar atención luego de confirmar la plantilla de doce jugadores que iniciarán la temporada en la que buscarán su decimoctavo anillo.

Y es que la franquicia campeona en la burbuja de Orlando en 2020, tiene a seis de los doce jugadores más veteranos del torneo. Es decir, la mitad de su equipo. Si bien no es un dato que determine la calidad de un equipo, el cincuenta por ciento de los jugadores de los Lakers superan los 35 años.

A medida que se fueron confirmando los fichajes que llegaban al lado amarillo y púrpura de la ciudad, se empezó a hablar de la "extrema" madurez del equipo, que elevaba el promedio de edad de forma alarmante. Y para una temporada tan desgastante como la de la NBA, no es un dato menor.

Carmelo Anthony con 37 años es el más veterano, seguido de LeBron James con 36, al igual que Marc Gasol y Trevor Ariza. Por último, Dwight Howard y Rajon Rondo cierran el lote con 35 de edad. Además, el resto de los jugadores clave tampoco es tan joven. Russell Westbrook y Kent Bazemore ya tienen 32 años y Wayne Ellington cumplió 33. El único que está en su plenitud es Anthony Davis con 28 años.

El promedio de edad del equipo es de 31.4 años, por lejos el mayor de toda la liga. Es más, los jugadores que reducen ese promedio como Kendrick Nunn (26 años) Malik Monk (23) o Talen Horton-Tucker (20), no serán los más activos durante la temporada.

Obviamente que un promedio alto de edad no es parámetro de bajo rendimiento. Por ejemplo, San Antonio Spurs ganó el anillo en 2014 con una base de jugadores clave como Tim Duncan, Tony Parker, Manu Ginóbili y Boris Diaw que superaban los 30 años. Pero los Lakers deberán prestar atención al desgaste y a las lesiones si quieren volver a lo más alto.