Si bien en los últimos días en el baloncesto de la  NBA no ha dejado de ser noticia, a pesar de estar aún fuera de temporada regular; pero en las últimas horas se han movido todas las mesas al verse involucrados dos de sus leyendas y que en su momento dominaron la liga con los Chicago Bulls.

Hablamos de Michael Jordan, siempre en la palestra y en cualquier debate que tenga que ver con el mejor de todos los tiempos, con sus seis anillos en los años noventa, así como su mejor y más fiel acompañante, como lo fue Scottie Pippen, de los dúos más letales que se hayan visto.

Pasaron los años y cada quién toma su camino, y con el tiempo se fueron revelando algunas cosas con respecto a la relación entre ambos, la cual no fue del todo color rosa, como en su momento lo podíamos pensar, ya que sabemos que no es fácil estar a la sombra de 'Su Majestad'.

Y si la relación entre ambos actualmente no es la mejor, pues no sabemos como lo será ahora que se ha podido conocer que Marcus Jordan, hijo de Michael, se le ha visto compartir muy cercanamente con la ex pareja de Scottie, Larsa, en una doble cita en un lujoso restaurante de la ciudad de Miami.

En unas imágenes publicadas por el portal TMZ, en donde si bien no pareciera que estuviesen en plan amoroso, esto al parecer porque ya notaban que estaban siendo el centro de atención y algunos a su alrededor con sus celulares tomándoles muchas fotos, y quizás prefirieron tomar sus precauciones.

Ya en una ocasión se le llegó a vincular a Larsa Pippen con Bronny James, si, el hijo mayor de LeBron James, algo que inmediatamente fue desmentido por ella misma y no logró trascender; tal parece que, a sus 48 años, tiene sus preferencias hacia mucho menores que ella y de igual forma, ligados al baloncesto. Tomemos en cuenta que Bronny solo tiene 17 años. 

Esto seguramente seguirá enlodando la relación Jordan-Pippen, que ya según lo declarado por Scottie en el famoso documental de Netflix, 'The Last Dance', en su época con los Bulls vivió todo un infierno ya que todo el mérito se lo llevaba MJ en cada título que alcanzaban, y dejando muy poco al resto de los integrantes del conjunto dirigido por Phil Jackson.

Incluso, Pippen ha sido tan directo que ha indicado que Jordan se ha dedicado a arruinar el baloncesto, sobre todo en los años noventa, al imponer su figura y que todo el juego se centre hacia su persona, algo que no sucedía en tiempos anteriores.

Así pues, con lo mostrado en el referido documental, y ahora con lo sucedido en Miami, que ya es algo más que público, si había alguna posibilidad de que ambos personajes se pudieran reconciliar, esto ahora será aún más difícil; cuidado y si no llegamos a ver alguna producción dedicada a Marcus y Larsa, ya que hoy día, todo es posible.