No hay descanso de verano que valga; si hay alguien que sabe mantenerse activo y en buena forma física es LeBron James, quién ha decidido volver antes de tiempo a las canchas, luego de unos duros 3 meses fuera tras la eliminación de sus Lakers en la pasada temporada de la NBA.

Pero en esta ocasión, lo ha hecho en la denominada 'Drew League', la liga de verano de la ciudad de Los Ángeles, California, que precisamente ha servido para dar oportunidad a jugadores jóvenes o que tuvieron cierto tiempo de inactividad.

La presencia de James ocurrió durante este sábado en la cancha ubicada en la localidad de Compton, California, en la cual también hizo acto de presencia el escolta de los Chicago Bulls, DeMar DeRozan; ambos se unieron para brindar un muy interesante espectáculo para disfrute del público asistente.

'Bron' se pudo destacar anotando 42 puntos, además de 16 rebotes y 4 robos, aunque no estuvo muy fino desde la larga distancia, al poder anotar solo dos triples en 13 intentos; mientras que DeRozan logró figurar con otros 30 puntos, acertando 9 tiros de 23 intentos, capturando hasta 14 rebotes.

Es decir, entre ambos anotaron 72 puntos de los 104 en total que anotara su equipo denominado 'MMV Cheaters' sobre los 102 que anotasen sus rivales, el equipo de 'Black Pearl Elite', incluso teniendo que remontar una ligera desventaja de siete puntos en el último cuarto.

Este partido de la Drew League marcó la primera aparición pública de James, a sus 37 años; se perdió siete de los últimos ocho juegos de la temporada regular de los Lakers en la primavera debido a un esguince en el tobillo izquierdo y se perdió 26 juegos en total en 2021-22, que terminó siendo una de las temporadas más decepcionantes en la historia de la franquicia californiana.

"Estoy 100% saludable", dijo James a ESPN durante la primera mitad de la acción, mostrando mucha tranquilidad. Por su parte, el comisionado de la Drew League, Dino Smiley, se mostró altamente satisfecho al manifestar que "fue una noche épica de buen baloncesto".

Smiley de igual manera agregó que se esperaba que también se contara con la presencia del escolta de los Brooklyn Nets, Kyrie Irving, situación que no ocurrió por razones que se desconocen; "todavía nos quedan un par de juegos hoy y luego seis mañana, así que ya veremos", dijo Smiley el sábado por la tarde.

Todo esto también en medio de los rumores de un posible reencuentro de LeBron y Kyrie ahora en las filas de los Lakers, motivo por el cual se llegaron a generar altas expectativas en esta jornada de baloncesto en Compton.