Los Lakers han cerrado la temporada regular ganando cinco partidos consecutivos, pero ni así han conseguido evitar el terminar disputando el play-in. A LeBron James no le gusta esto (ya lo dijo él) pero la realidad es que deberán ahora enfrentarse a Golden State a un solo partido para ver qué equipo acaba séptimo del Oeste, con la posibilidad en el aire de perder y disputar un encuentro más, el cual sería contra San Antonio o Memphis bajo el lema win or go home.

En todo caso, no todo son malas noticias. Anoche vencieron a los Pelicans 98-110 y LeBron completó su mejor partido tras volver de su lesión al irse hasta los 25 puntos y 6 asistencias con un 11 de 22 en tiros de campo. James asegura que estará listo para el miércoles y recalca que le da igual la posición en la que lleguen a playoffs.

“Estaré sobre la cancha el miércoles. El momento es ahora y estoy preparado para ello. No miro la posición en la que hemos terminado. No importa. Obviamente, sabemos que queríamos jugar mucho mejor esta temporada, pero las lesiones afectaron a nuestro equipo. Finalmente estamos comenzando a mejorar, comenzando a sentirnos un poco mejor con nuestra situación”, expresa James.

Lo cierto es que los angelinos llegan con dudas a este momento de la temporada, pero también como una gran amenaza. El encuentro ante los Warriors se antoja fantástico. Stephen Curry lleva desde el inicio del mes de abril a un nivel increíble y es obvio que la motivación de enfrentarse a un solo partido a los actuales campeones debe ser enorme. Para Lakers también será un partido importante, sobre todo porque ellos son los favoritos y una derrota podría hacer mella en su moral –si eso existe con LeBron–.

Los que seguramente estarán preocupados son Utah y Phoenix. Han sido los dos mejores equipos del curso en la Conferencia Oeste, y el premio puede ser el tener que enfrentarse en primera ronda a los Lakers. Si es así, ambos tendrán mucho que decir, pero el favoritismo, aunque sea con el factor cancha en contra, volvería a recaer en el bando oro y púrpura. Jared Dudley avisa.

“Estamos preparados, hombre. Somos los campeones defensores del título. Tienen que preocuparse por nosotros. Nos estamos recuperando en el momento adecuado y nadie quiere verse las caras con unos Lakers sano”, expresa el veterano alero.