Sin LeBron James en cancha debido un problema en el tobillo y Anthony Davis aun fuera por lesión, los Lakers se enfrentaban a un conjunto de Dallas Mavericks que anda inspirado y buscando destronar a Golden State Warriors del cuarto lugar en la conferencia Oeste.

El equipo de Dallas liderado por Luka Doncic, salió con todo y en el primer cuarto sacaron una ventaja que nunca perderían. La primera mitad terminó con marcador de 82 por 56. Esta fue la mayor anotación permitida por el equipo angelino en su historia y segunda mayor de la franquicia, pues Boston Celtics le encestó 83 en 1959 cuando la franquicia se llamaba Minneapolis Lakers. El partido culminó 128 por 110 con la victoria de los texanos.

Segunda mayor cantidad permitida en una primera mitad por la franquicia.

Hace 63 años, Boston Celtics le anotó 83 en la primera mitad, aún no se habían mudado a Los Ángeles.

Por Dallas, Doncic tuvo su décimo triple doble de la temporada, al encestar 34 puntos con 12 rebotes y 12 asistencias, mientras lanzó para un 52.2% de campo, 33.3% de triples y 85.7% desde la línea de lances libres en 29 minutos de juego. Otros cinco jugadores de Dallas lograron cifras dobles en puntos.

Por Lakers, Malik Monk lidero al equipo con 28 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias, mientras Russell Westbrook aportaba 25 puntos con 8 rebotes y 6 asistencias, lanzando para un 52.9% de campo, 20.0% de triples y 100.0% desde la línea de lances libres en 32 minutos de juego.

Con la derrota, los angelinos empatan con San Antonio Spurs con récord de 31-44, por el puesto final del Play In de la conferencia Oeste. Para fines de clasificación, si terminan empatados, quedarían fuera por la ventaja que tienen San Antonio.

James y Davis aparecieron dudosos antes del partido, por lo que se espera que ambos regresen pronto y a tiempo, pues restan siete partidos y el calendario angelino no es alentador.

  • Utah Jazz
  • New Orleans Pelicans
  • Denver Nuggets
  • Phoenix Suns
  • Golden State Warriors
  • Oklahoma City Thunder
  • Denver Nuggets

¿Entrarán a tiempo las superestrellas?