Faltan 2,40 por jugar y los fanáticos miran el reloj, los fanáticos, los diez jugadores en la cancha y millones en todo el mundo miran como los Celtics se han puesto a solo un punto de Miami Heat, media hora antes parecía imposible cuando terminaba la primera mitad y el marcador reflejaba un 47-62 a favor del elenco floridano.

De pronto Spoelstra da indicaciones de que aprieten la marca y da resultado y el choque se pone intenso, en segundos la bola cae en manos de Max Strus, sabe que debe definir y no falla, bombazo de a tres y es como un puñetazo que deja sin reacción a los Celtics y así, sin dar tiempo, Bam Adebayo anota la canasta decisiva, la que decora el marcador, 109-103 y pone el punto final a la trama del juego tres en las finales de Conferencia en el Este.

Responded, now we gotta keep it going.

Antes

Todo podría empezar así o incluso a la mitad de juego, pues cuando salen al descanso con el Heat mandando por 15 puntos y Jimmy Butler no regresa, cualquiera hubiera tirado la toalla, la rodilla no le daba más, así y todo era Butler pero igual Miami tenía su as y Adebayo volvió a asumir jalones.

Lo de Bam en el juego fue desde el principio, cuando en el primer cuarto metió 12 de los 39 tantos del Heat e impresionó a todos con su ruda defensa, con asistencias precisas y sobrado con sus disparos.

Era su noche, el guión lo empezó él y también terminó en él y como un buen director tejió los hilos a su antojo, apretando en su dinámica cuando los Celtics más se envalentonaton.

Los números

Adebayo terminó con 31 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias para ser el alma de un equipo que llegó al TD Garden de Boston a buscar al menos uno.

A la causa del Heat y complementando el trabajo de Adebayo, se sumaron los reaparecidos PJ Tucker y Kyle Lowry con 17 y 11 puntos respectivamente.

Además Max Strus dio su recital y fue bueno con sus 16 cartones y ese tiro en los finales, un tiro limpio, hermoso de ver, auténtica obra de arte, ese disparo fue vital para romper el ritmo que llevaba el juego en ese entonces.

Como una mole de hierro

Adebayo ensombreció todo e incluso bajó la intensidad de Jayson Tatum que solo marcó diez tantos.

El hombre de los Celtics fue Jaylen Brown que con sus 37 puntos casi consigue encaminar la remontada pero otra estaba Bam, Bam el castigador y Bam no perdona.

No menos importante volvió a ser la labor en las duelas del veterano Al Horford con sus 20 puntos y 14 rebotes; pero demasiadas pérdidas de balón no podían dar otro resultado.

20 PTS

14 REB

3 AST

3 BLK

50.0 FG%

60.0 3P%

100.0 FT%

Cuando la mayoría lo criticó y habló de su mal paso en los dos primeros juegos, cuando pasaba como uno más, Adebayo renace con más fuerza y dice presente para la causa del Heat.