La NBA buscará elevar aún más los grandes contratos de los jugadores y el nivel de impuesto para la temporada de 2023-2024 cuando esto se vea seriamente afectado en lo positivo de los jugadores y no tanto para lo dueños de los quintetos.

Con base en las proyecciones actuales, el tope podría elevarse 8,4% y el nivel de impuestos podría aumentar 7,8% respecto de la presente campaña reseñó un artículo de prensa.

Ambas cifras fijarían récords, la de 134 millones de dólares en tope salarial para 2023-24 y la de 162 millones en nivel de impuesto. Las dos superan en un millón de dólares las proyecciones más recientes, realizadas en junio por la liga según una reseña de la agencia AP.

De acuerdo a los registros el tope salarial actual es de 123.6 millones de los dólares americanos lo que se podría elevar asombrosamente para las próximas temporadas y en la que la economía del os Estados Unidos ha estado bajando debido a la pandemia y medidas económicas.

Este viernes 9 de septiembre la NBA informó que habrá un ajuste en el impuesto de lujo en la que se ubicarían en unos 660 millones de dólares. La mitad de ese monto financiaría la compartición de ingresos y la otra mitad se distribuiría a partes iguales —unos 17 millones— entre los equipos que no pagarían el impuesto.

https://t.co/LKsBQo89CH

La NBA desde hace muchas temporadas ha tratado de equilibrar el gasto económico de los equipos para que haya una sana competencia a nivel de dinero. Sin embargo, debido a los últimos grandes contratos e inversiones de las divisas hace que esto necesariamente tenga que ser elevado para evitar problemas de los quintetos a nivel jurídico.

El baloncesto de los Estados Unidos es uno de los deportes que mayor dinero gasta para el desarrollo de la disciplina dentro de la unión americana.

Los campamentos de prácticas en la NBA se abren a finales de este mes. La temporada regular comienza el 18 de octubre.