No es ningún secreto que el buen momento de los Brooklyn Nets se ha debido principalmente a contar con par de buenas figuras ya establecidas como Kevin Durant y Kyrie Irving, quienes mientras se mantengan enfocados y alejados de tanta polémica, sus rivales saben que sufrirán mucho.

Un conjunto de Brooklyn que no han podido tener una mejor actualidad en lo que fue el cierre del 2022, con sus 11 victorias consecutivas, pero siendo lo más impresionante que llegaron a ganar 15 de los últimos 16 partidos, y de la noche a la mañana elevaron su registro a 24-12 y asaltar la segunda posición en la conferencia del Este.

Algo que ha hecho ilusionar por demás a toda su afición, que desde el año 2002, cuando aún la franquicia se encontraba en la localidad de New Jersey, no acceden a unas finales de liga, cuando este equipo se enfrentó y cayó ante Los Ángeles Lakers, comandados en ese entonces por Kobe Bryant y Shaquille O’Neal.

De acuerdo a una publicación del portal “Cocksources“, revisando los números actuales de Durant e Irving en esta campaña, ambos estarían muy cerca de convertirse en el primer dúo en toda la historia de la NBA en promediar sobre 50% en campo, 40% en triples y 90% en tiros libres.

Ya de hecho, si solamente tomamos en consideración los últimos diez partidos, ya ambos están por encima de estos valores; y acá estaría más que demostrado el motivo por el que se han logrado esta cantidad de victorias y ser por lejos el mejor dúo actual de la liga.

Sin embargo, y ante los antecedentes que ya ha mostrado este equipo en las temporadas anteriores, muchos han preferido seguir siendo cautos y aguardar porque sigan manteniendo este buen andar; sobre todo porque sabemos que se trata de dos jugadores talentosos por demás, pero que siempre les ha tocado estar rodeados de polémicas, suspensiones y hasta lesiones.

De no ser también por la gran temporada que han tenido los Boston Celtics, estaríamos hablando de un serio candidato para ganar en su conferencia, ya habiendo dejado atrás a los Milwaukee Bucks, Cleveland Cavaliers y Philadelphia Sixers; la segunda parte de la fase regular será determinante y habrá que conservar este buen ritmo para lograr lo que antes no se ha logrado.