El tiempo corre para Kyrie Irving y ya no es el chico talentoso de aquellos años en los Cavaliers no, ya es grande, igual de talentoso pero grande... los años han pasado.

Y Kyrie ha cambiado, cambió su dieta, ahora es vegano, ha cambiado de equipo y de ciudad, Cleveland, Boston, Nueva York pero en lo mental sigue siendo algo inmaduro todavía.

Los hechos

Más allá de su postura ante las vacunas y de la polémica que esto pueda generar, cuando uno ve acciones como las del primer juego de Play Off ante los Celtics en Boston, emergen muchas dudas.

La cuestión genera un gran interrogante y es si Kyrie Irving está realmente preparado, emocionalmente hablando para asumir un rol importante en algún conjunto.

El criterio que muchos comparten gira en torno al punto de lo profesional y entonces no se puede entender como un jugador de ese nivel,puede estar en plena postemporada viviendo para las gradas.

La actitud

Las imágenes grabaron los gestos y las expresiones obscenas de Irving contra su ex afición y el resultado no pudo ser otro...sanción de 50 000 dólares, la multa más alta de la liga.

Irving siempre se vio como perdido, desubicado, pendiente de lo que fueran a gritar y jamás conectado con el partido.

Al respecto, después del juego justificó su postura, aludiendo a que actuará con los fanáticos de la misma forma que estos lo hagan con él.

Irving alegó que no era con todos los aficionados, solo con los haters, esos que no dejaban de ofenderlo pero como sea, su actitud infantil lo sigue dejando al descubierto.

El beneficio de la duda

Lo cierto es que Kyrie puede tener prejuicios y hasta inquina por sus años en Boston, entre 2017 y 2019; en ese entonces debió ser el hombre grande, el líder y tuvo sus momentos de esplendor, no obstante igual quedó a deber.

Más allá de especulaciones, la realidad impone un resultado de 2-0 en contra de los Nets de Brooklyn y Kyrie ha parecido más un fantasma que un jugador de primer nivel.

Su tiempo se acaba y este es el momento de dejar los papeles secundarios y asumir jerarquía.

Si Kyrie quiere lograr algo importante, debe regresar al juego cuanto antes, así lo piden todos, desde Kevin Durant hasta la afición de los Nets...esa forma de niño malcriado debe quedar a un lado.