Los Dallas Mavericks fueron eliminados de los Playoffs en primera ronda tras caer en el Juego 7 ante Los Angeles Clippers, en una serie en la que Luka Doncic sostuvo a su equipo y en el que volvió a quedar en deuda Kristaps Porzingis.

Kristaps Porzingis llegó a la franquicia para soñar con el anillo, sin embargo, su producción en la temporada fue regular y en la serie ante los Clippers siguió por el mismo camino con un promedio de 13,1 puntos y 5,4 rebotes, con un protagonismo casi nulo.

Según precisiones de ESPN, Porzingis se sintió muy frustrado a lo largo de la temporada por toda la atención y el tiempo que Luka Doncic está con el balón en sus manos.

“Buena pregunta. ¿Cómo me siento? Quiero decir, estoy bien. Traté de esforzarme y trabajar duro. Hago mi parte, lo que me piden los entrenadores y eso es todo. Trato de concentrarme en lo que puedo controlar. Quiero mejorar físicamente y en la cancha. Voy a poner todo mi esfuerzo en mejorar y, lo demás, se resolverá por sí solo", aseguró tras el Juego 7 ante los Clippers.

El letón llegó a Dallas para ser la segunda figura del equipo, pero las lesiones complicaron su carrera. El problema surge a la hora de hablar de su contrato ya que no es fácil conseguir un traspaso. El salario de Porzingis es muy elevado: 31,7 millones en la temporada 2021-22, 33,8 millones en la 2022-23 y 36 millones (opción de jugador) en la 2023-24.

La relación entre Luka Doncic y Kristaps Porzingis no es la mejor, pero en Dallas necesitan revertir la imagen y conseguir mejores resultados. El base esloveno es una de las grandes estrellas de la NBA, pero debe estar mejor acompañado para luchar por el título. ¿Qué ocurrirá en los Mavs?