Natalia Bryant generó múltiples emociones cuando se colocó el saco del Salón de la Fama de su padre, Kobe Bryant, durante la ceremonia.

La fallecida estrella de la NBA ingresó esta noche a la inmortalidad del basquetbol estadounidense, un año y medio después de su trágica muerte, junto a su hija Gigi, en un accidente de helicóptero.

Natalia estuvo acompañada por su madre, Vanessa, en un emotivo momento durante la ceremonia.

Los otros miembros de esta generación del Salón de la Fama son Tim Duncan y Kevin Garnett.

Kobe Bryant es el cuarto máximo anotador histórico de la NBA (33.643 puntos) y un mito eterno para Los Ángeles Lakers, con quienes ganó cinco anillos haciendo gala de un feroz e incansable espíritu competitivo.

La muerte de Bryant causó conmoción en Los Ángeles y en el mundo del deporte en general, que hace un par de semanas lo recordó con diversas muestras de cariño en el primer aniversario de su fallecimiento.