John Stockton es una leyenda viviente del baloncesto mundial y sus números lo ubican como uno de los mejores armadores de todos los tiempos en la NBA, quizás el mejor.

El mítico jugador de los Utah Jazz jugó hasta los 40 años con la misma franquicia y terminó siendo primero en robos y en asistencias en la historia, dentro de los armadores.

Si algo hizo célebre a Stockton fue su rivalidad con Michael Jordan y los Bulls allá a finales de los 90, cuando ambos jugadores se vieron las caras en par de finales consecutivas, 1996-1997 y 1997-1998.

La reaparición

En días recientes Stockton reapareció en un programa, el podcast de Jason Whitlock para hablar sobre las finales de 1998 y el momento de aquella jugada final en el juego seis, la misma que impidió el séptimo choque y tal vez la revancha para los Jazz.

MJ’s final game in a Bulls’ uniform was one to remember 🔥

A propósito, el estelar ex jugador aseguró que Michael Jordan si había empujado a Byron Russell para anotar la canasta que definió al encuentro a segundos del final.

Stockton nunca se había pronunciado al respecto, ni en el mismo instante cuando se encendió la polémica sobre el suceso y vuelve ahora para avivar las llamas del pasado.

Reseña

Recordemos que en aquel sexto juego, los Chicago Bulls perdían por un punto a segundos del pitazo final, cuando Jordan le roba el balón a Carl Malone y tras dirigirse al perímetro topa con la marca de Russell, al que logra esquivar para después anotar.

Stockton enfatizó en el podcast que eso fue un claro empujón y el que no lo quiera ver es porque así lo desea.

Al respecto alegó que el trabajo de Russell marcando a Michael Jordan fue tan bueno, que la estrella de los Bulls sostuvo en aquel momento sus porcientos más bajos en finales.

Cuestión de apreciación

En verdad, cuando uno ve los vídeos emergen dudas pues después del robo a Malone, no se sabe si fue un resbalón de Byron Russell, como se asumió entonces o un empujón de Jordan como emergió después.

Lo cierto es que más allá de cualquier criterio, los aficionados disfrutaron de uno de los momentos más emocionantes en la historia del baloncesto.

Stockton se había mantenido alejado de los medios pero ha regresado desde hace algún tiempo para emitir criterios algo controversiales y generar impacto mediático sobre su figura.

Por ejemplo apoyó la postura de Kirie Irving sobre las vacunas y de igual modo le fue prohibido entrar a un juego de baloncesto colegial por no querer usar mascarilla.

Como quiera la final de 1998 es cosa del pasado y Michael Jordan permanece sentado en el sitial de honor.