El exbase de los Dallas Mavericks, José Juan Barea, es uno de los jugadores más queridos por los fans de la franquicia texana. El nacido en Puerto Rico ganó un anillo con el equipo en 2011, enfrentando, nada más y nada menos que a los Miami Heat de LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh.

El boricua, que juega actualmente en la liga se país con los Cangrejeros de Santurce, declaró que tras terminar la temporada de baloncesto en Puerto Rico,se sumará como parte del staff de los Mavericks en un rol todavía a definir. Pero los rumores indican que será parte del cuerpo técnico que comandará Jason Kidd.

El jugador de 37 años estuvo presente el sábado como entrenador asistente durante la presentación de los Mavericks ante Denver Nuggets en el marco de la Summer League de Las Vegas. Más allá de la derrota en tiempo extra por 89-85, Barea expresó su conformidad con su nuevo rol en la cancha.

“Tengo una gran relación, con Mark Cuban y con todos en los Mavericks. Me encantaría trabajar para los Mavericks y estar en Dallas y ser parte de la franquicia para siempre”, admitió en diálogo con la prensa. “Dallas es mi segundo hogar. Es simplemente especial. Es el lugar más feliz en el que he jugado baloncesto”.