Lo que parecía otro movimiento desesperado por James Harden de encontrar un lugar donde estuviera cómodo como en sus mejores épocas eh Houston, terminó por darle a la NBA una de las duplas más efectivas del momento. Y eso que apenas llevan tres partidos juntos.

La llegada de La Barba a Philadelphia, permitió al ex Brooklyn juntarse con Joel Embiid, la pieza que no tuvo en los Nets. En su debut como local, los Sixers derrotaron claramente a los Knicks 123-108 con 27 puntos y 12 rebotes del camerunés, más 26 tantos, 9 rebotes y 9 asistencias de Harden y así llegaron a la tercera victoria consecutiva en tres partidos juntos.

En sus tres primeros partidos, 'La Barba' está promediando 27,3 puntos, 9,0 rebotes y 11,0 asistencias. Si bien tuvo números similares en los Nets, la diferencia por su paso por Brooklyn es que pudo formar, al fin, un Big Three efectivo junto a Embiid y Tyrese Maxey (ante New York encestó 25 puntos).

"Fue como una película. Todo lo que esperaba que fuera. Sólo quería salir y devolver el amor que me han dado", dijo Harden después de su estreno en ante su nuevo público. El invicto desde su llegada a los Sixers ilusiona a toda una franquicia que aún tiene el mal trago de sus últimas estrellas fallidas.

Philadelphia ha desperdiciado muy buenos picks (dos de ellos primeras elecciones) luego de los fiascos que resultaron todos los jugadores elegidos luego de Embiid. Con el pick tres de 2015, el draft siguiente al de Embiid, eligieron a Jahlil Okafor que apenas duró dos temporadas sin brillar.

Luego, increíblemente tuvieron dos primeras elecciones seguidas, pero ni Ben Simmons ni Markelle Fultz cumplieron las expectativas mínimas. El australiano, si bien tuvo número decentes, nunca encastró en el equipo y fue más destacada su polémica salida que su aporte al juego.

Con su dúo estelar asentado, ahora se le vienen juegos muy complicados a los Sixers. Primero jugarán ante Cleveland, el equipo revelación de la temporada, y luego tendrán duelos claves ante Miami y Chicago, los líderes de la Conferencia Este. Ahí se podrá ver para qué están Harden y Embiid en este nuevo Philadelphia.