Apropósito que estamos viviendo las finales de la NBA, la plataforma Netflix nos trae una buena propuesta, que junta drama y baloncesto, con "Garra". Quien imaginaría que aquel chico que debutó en la Liga ACB con el por entonces Tuenti Estudiantes en la campaña 2013-14, acabaría rodando una película en Hollywood al lado de Adam Sandler y con LeBron James como productor. El tiempo ha pasado y tras varias temporadas en la NBA, ahora Juancho Hernangómez también puede decir que es actor, y ha debutado por todo lo alto.

Garra (Hustle) es una película que se centra en Stanley Beren (Adam Sandler), un ‘scouting’ de baloncesto en horas bajas y que en un viaje por Europa descubre a un jugador con gran talento pero que tiene una situación precaria en su ciudad natal de Mallorca. Beren no parará hasta hacer de Bo Cruz (Juancho Hernangómez) un jugador NBA, demostrando que en la vida el esfuerzo tiene su recompensa.

El argumento lo hemos visto mil veces, es la típica historia del entrenador en mal momento y jugador problemático, con talento, unidos por el coraje y que se torna en una relación padre-hijo. Aun así, la fórmula funciona, la película entretiene y da a conocer el entorno del baloncesto NBA para aquellos que no sean aficionados al deporte, y que hará disfrutar a los que lo son.

Si bien es cierto que en algunos momentos exagera con tantas escenas de entrenamiento, haciendo paralelismo con la leyenda Rocky, para que nos quede más claro que la acción se desarrolla en Philadelphia.  En cuanto a los protagonistas, Adam Sandler vuelve a demostrar que es más que un actor de comedia y está muy convincente en su personaje. Por lo que respecta a Juancho Hernangómez, el jugador no está mal si tenemos en cuenta que no es actor y aunque esto se nota en algunas escenas, el español hace una actuación notable.

Y más allá de ellos, una lista larga de cameos de estrellas NBA y jugadores. La película ya promete al comenzar con una escena de Boban Marjanovic en la que miente sobre su edad, y con la aparición de clubes europeos como ALBA Berlín u Olympiakos. Y no defrauda al contar con varios cameos más.

Y a pesar del éxito que Juancho está cosechando con la película Garra, su futuro sigue protagonizando preguntas. Lo que sí que tiene claro el jugador español es que se ve en la NBA y de momento, Europa ni la Liga ACB entran en sus planes. Este 30 de junio, Utah Jazz decidirá si se quedan con el mediano de los Hernangómez y si este irá al mercado de traspasos, en lo que podría ser un verano movido. Lo que sí ha confirmado Juancho es que quiere ser de la partida en el próximo Eurobasket con la selección, que se disputa en septiembre en varias sedes.

Juancho Hernangómez, es un jugador de baloncesto español que pertenece a la plantilla de los Utah Jazz de la NBA. Con 2,06 metros de estatura, su puesto natural en la cancha es el de ala-pívot.

Es hijo de Margarita Geuer, campeona de Europa con España en el Eurobasket 1993 y  hermano de Willy  un año más joven que él, también jugador profesional de baloncesto. En septiembre de 2019 fue campeón con España en el Copa Mundial de Baloncesto de 2019 en China.

Anthony Edwards es el villano de “Garra” y es en la vida real uno de los jugadores más carismáticos de la NBA. Edwards se hizo famoso por sus volcadas en los Timberwolves y es considerado a convertirse una leyenda del basketaball.

Hollywood y NBA, ¿relación estrecha?

Juancho Hernangómez no se veía siendo actor, y así lo ha expresado en varias entrevistas con los medios durante estas semanas. De hecho, reconoció dar largas a la plataforma Netflix, y que fue la cuarentena de Covid-19 en 2020 y la insistencia de sus hermanos, lo que le hizo aceptar para ser protagonista de Garra. Ahora se lleva una nueva experiencia y un amigo, ya que reconoce que se ha creado un vínculo de amistad entre él y Adam Sandler.

Y aunque el papel protagonista de Juancho Hernangómez es algo extraño de ver en Hollywood, lo que sí que es cierto es que jugadores NBA ya habían hecho pinitos en el cine y que la veda para ser protagonista la abrió nada más y nada menos que Michael Jordan con su mítico Space Jam. Pero quien fue pionero en establecer relaciones entre NBA y cine fue Kareem Abdul-Jabbar y que debutó en Game of Death junto al mítico Bruce Lee, en la que fue rodada antes de morir. Tras esto, Abdul-Jabbar participaría en cameo en Aterriza como puedas.

El primer papel protagonista, sin embargo, fue para Julius Erving en The Fish that Saved Pittsburg (1979). Y tras Abdul-Jabar y Erving se han sucedido una serie de cameos, participaciones y protagonismos de jugadores NBA en el cine, regalando parejas como Welt Chamberlain y Arnold Schwarzenegger o Denis Rodman y Jean-Claude Van Damme. La relación con Hollywood no parece que vaya a acabar y en los últimos años una nueva versión de Space Jam con LeBron James, los continuos cameos de Shaquille O’Neal, la película Quiero ser un Thunder de Kevin Durant o la aparición de Jimmy Butler en Fiesta de Empresa, lo confirman. ¿Abrirá Garra una relación estrecha entre NBA y Netflix (u otras plataformas?