Estos playoffs de la NBA están cerca de culminar. Y la verdad es que aún no nos han regalado intensas emociones y tensiones, pues todo ha pasado sin mucho drama. 

Hoy, arribamos al Juego 3 de las Finales 2021-2022, llegando de un Juego 2 en el que los de Golden State se impusieron 107-88 contra los Celtics el pasado domingo.

Independientemente de cuál sea el favorito, la realidad es que lo que la mayoría esperamos para este tecer partido es una lucha campal. O tal vez, nos conformaríamos con cualquier cosa que no sea una paliza. En estos partidos de postemporada habremos alcanzado un récord de bostezos, por lo aburrido de victorias tan holgadas.

Se supone que en los playoffs estamos ante los mejores equipos de la Liga, de quienes se espera que compitan entre ellos con todo, regalando juegos tensos llenos de momentos dramáticos que se conviertan en juegos memorables.

Queremos un ambiente competitivo. Cuando se trata de un juego de las Finales de la NBA se esperan partidos más cerrados.

Cuando un equipo abre las cosas hasta tal punto (una ventaja de 23 puntos a los últimos 12 minutos) que la opción inteligente sea sentar a tus estrellas y descansarlas para las futuras batallas, es el movimiento adecuado; pero seamos sinceros, no es lo que queremos ver.

Ha sido una historia que se repite esta temporada. Con el Juego 2 de Las Finales, son 23 juegos esta postemporada decididas por un margen de 20 puntos o más. Solo los playoffs de 2016, han tenido más (24).

Esta vez, han habido victorias por márgenes enormes. Golden State el gran verdugo de nuevo. Los poderosos Warriors son el favorito de las casas de apuestas para ser coronado campeón. Sin embargo, hasta ellos sucumbieron a juegos con derrotas vergonzosas. Hace tres semanas perdieron un juego por 39 puntos, a los Grizzlies de Memphis.

El Miami Heat, en la ruta derrocó a los 76ers de Filadelfia en la Conferencia Este en semis, con una victoria de 35 puntos. La serie Dallas Mavericks-Phoenix Suns vi márgenes combinados de 136 puntos.

Incluso en las ocasiones cuando las cosas parecen haber estado pegadas, no fueron así del todo. La diferencia de puntuación más estricta en cualquier serie fue cuando los Celtics se deshicieron de los Nets de Brooklyn, pese fue la única barrida de esta postemporada.

Es cierto que hemos tenido tres juegos 7, pero no han sido exactamente emocionantes. Dallas venció a Phoenix por 33 puntos. Boston derribó los Milwaukee Bucks por 28. Y el triunfo de los Celtics sobre el Heat para ganarse el lugar por el campeonato en la final se redujo a cuatro puntos solo por un colapso inesperado en los minutos de cierre.

Según The Athletics, solo 10 partidos han tenido un tiempo "clutch ", que se refiere a cuando las puntuaciones están separadas por cinco o menos en los últimos cinco minutos.

Ha habido un par de momentos dignos de emoción. Sin embargo, desde las primeras rondas, no ha habido mucho que nos haga gritar o comernos las uñas.

Hay algunas teorías de por qué de estos partidos característicos por la pronta dominación de un equipo sobre otro. Y se anda señalando la proliferación de los disparos de 3 puntos es la parte. El ritmo de juego es otro aspecto se cita, por lo que una combinación de los dos permite que una serie de triples saque de cancha a un contrincante que no ande tan certero.

Las analíticas avanzadas han hecho lo suyo, los equipos explotan despiadadamente cualquier debilidad y, está funcionando así que seguirán.

El domingo, los guerreros estuvieron imparables. Al ritmo que iban, si no fuese por Tatum, se hubiese terminado al mediotiempo.

Aunque la serie se encuentra 1-1, en el Juego 1 se sintió la supremacía Warrior, hasta que los Celtics lograron cambiar el curso de las cosas y nos hicieron el favor de darnos algo de emoción. ¿Pero puede un rayo caer en el mismo lugar? Todos elegimos creer que sí es posible.

La verdad, es que nos gusta creer que estamos a tiempo de vivir emociones más fuertes en lo que resta de estas finales. Unos Cavaliers de 2016 nos inspiran como precedente.

En sí, no hay mucho que separe a los Warriors y los Celtics, dos equipos destacados que merecen estar ahí. Por lo que podríamos vivir un Juego 3 más entretenido. Pero, si sigue la tendencia de estos playoffs, alguien impondrá su ritmo y sus tiros y va a dominar.