La emoción que provoca la posibilidad de conocer a tu ídolo, en cualquier ámbito, es indescriptible, así como los sacrificios y esfuerzos que se hacen para poder realizar ese sueño. Se viralizó en las redes sociales el caso de un niño que viajó 4,405 millas desde Argentina para ver jugar a su ídolo pero no tuvo suerte, aunque la historia logró llegar un final feliz.

El video muestra a un niño que viste el jersey de Jimmy Butler del equipo Miami Heat de la NBA y que porta una cartulina donde se lee: “Querido Jimmy, volamos más de, 4405 millas para verte jugar. Podemos tomarnos una foto o un gran café (NdR: Butler es propietario de una marca de café)”.

Desgraciadamente, justo una hora antes de iniciar el partido, el equipo informó que Butler no jugaría, anuncio que rompió las ilusiones del joven fan que lució decepcionado al enterarse de la noticia. El jugador fue excluido del partido para que descansara, en medio de las críticas a la NBA por la intensidad del calendario.

La buena suerte acompañó al chico argentino y cuando el basquetbolista de la NBA se enteró de esta situación tuvo el detalle de darle unos obsequios como un balón, una camiseta y varios productos de Big Face Coffee. La liga está siendo duramente criticada por la irregularidad de muchas de las estrellas para participar en la mayoría de sus encuentros y que decepciona a sus seguidores que pagan por verlos en acción.