Todavía está bien fresco el recuerdo del fiasco de temporada de los Nets de Brooklyn y esa aborrecible manera de despedirse de su gente allí en Nueva York con una estruendosa barrida,4-0, por parte de los Celtics de Boston.

Los más incrédulos llegaron a apostar todo incluso a un fulgurante regreso del australiano Ben Simmons a las duelas pero el acontecimiento jamás se dio, horas antes del cuarto partido, Simmons se resintió sus problemas de espalda y hasta ahí llegó la ilusión de verlo otra vez en cancha.

Con el fracaso llegaron las purgas; Kevin Durant y Kyrie Irving tomaron su cuota de críticas y tampoco Simmons escapó.

Rumores

En el universo mediático de Nueva York, llegaron a sembrar el rumor respecto a supuesta falta de ganas y deseos de jugar de Ben Simmons, tildándolo de apático y sin sentido de pertenencia.

La frustración entre fanáticos y especialistas era inmensa, era un equipo para ganar y por segundo año consecutivo quedaban eliminados, en esta ocasión de la peor manera.

Sin embargo para disipar todo tipo de dudas, la organización y su general mánager, Sean Marks han dado pasos importantes respecto a la figura de Simmons.

El espaldarazo

En primer lugar decidieron intervenirlo quirúrgicamente para aliviar sus problemas de espalda y tenerlo listo en unos tres meses.

En este punto resalta un mensaje bien claro, en las altas esferas quieren a Simmons bien adentro, integrado en el equipo.

El propio Marks en conversación con Michael Grady de YES Network salió en defensa del jugador criticando las posturas y comentarios despectivos en su contra.

"The ultimate goal hasn't changed, that's to be the last team standing."

De igual modo, el directivo señaló que no se puede juzgar sin saber, más cuando se está lejos del contexto médico.

A propósito celebró que Simmons si buscó integrarse al conjunto para ayudar a sus compañeros pero le era imposible pues su espalda no estaba bien.

Algo necesario

En este sentido el máximo dirigente dentro del club aseveró que intervención quirúrgica era necesaria pues no había otro remedio pero eso ya es pasado, queda asumirlo y mirar hacia adelante.

Ben Simmons no ve acción desde mayo de 2021 cuando los Sixers de Philadelphia quedaron eliminados en postemporada; suceso este que precipitó su posterior llegada a los Nets de Brooklyn.