No es la primera vez que un novato llega al mundo de la NBA como uno de los primeros picks del Draft y empiezan a llegar las comparaciones con jugadores consagrados en la liga. Y tampoco que esa comparación sea con el mismísimo Michael Jordan. Sólo que pocas veces eso se cumplió.

Ser elegido en los primeros puestos no garantiza el éxito, como todo, es una apuesta. Pero en Houston Rockets están más que ilusionados con que Jalen Green, su pick número dos y al que comparan con la antigua camiseta 23 de los Chicago Bulls, va a tener un auténtico impacto.

Green y Jordan comparten altura, peso y posición. Pero lo más llamativo es su estilo de juego similar, que hizo que tuvieran casi sus mismos registros en su etapa previa en la NBA. Jordan, jugó para la Universidad de Carolina del Norte, mientras que Green no hizo ese paso y saltó directamente a la G-League, la liga de desarrollo de la NBA.

En los tres años que estuvo en los Tar Heels, Jordan promedió 17.7 puntos, 5 rebotes y 1.8 asistencias por juego.Por su lado, Jalen Green registró 17.9 unidades, 4 tableros y 2.8 asistencias en su única temporada para el Ignite, el equipo de la NBA en la G-League. Números muy similares que ilusionan a todo Houston.

Obviamente que esos registros no son parámetros de nada, pero Green ya demostró de lo que es capaz de hacer en este nivel. Su debut en la Summer League de Las Vegas fue ante Cleveland en la victoria 84-76 con 23 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias suyas.