El Big Three de Brooklyn Nets es uno de los equipos que más temor genera a la hora de enfrentarlo. Cualquier franquicia sabe que si enfrente están Kevin Durant, Kyrie Irving y James Harden, nada bueno puede pasar si tienen un buen día. Por eso mismo, desde las oficinas de los Nets quieren hacer todo lo posible para retenerlos.

Si bien no lograron llegar a las Finales de la NBA tras caer ante Milwaukee en siete partidos, Brooklyn sigue confiando en que son la mejor plantilla de la liga. Sobre todo, tras haber acordado con Durant la extensión por cuatro años y 198 millones. Pero quedan dos lados más del triángulo.

Los contratos de Irving y Harden finalizan tras terminar esta temporada, si bien ambos tienen una opción de equipo que seguramente se ejecutará. Pero los Nets no quieren perder tiempo y, antes de que ese momento llegue, ofrecerán a ambos un jugoso contrato para extenderlos al igual que con Durant.

Irving firmó un contrato de cuatro años y 136 millones al terminar la temporada 2019-20. Eso lo convertiría en un agente libre sin restricciones en 2023. Pero, los Nets estarían planeando una extensión de su contrato por cuatro años y 198 millones.

Harden, el otro pilar, tiene dos temporadas más de contrato con los Nets antes de convertirse en agente libre. Pero en Brooklyn no quieren perder tiempo y antes de que llegue ese momento está trabajando para ofrecerle una extensión de su contrato por tres temporadas más y 161 millones.

Con los 360 millones que piensan gastar entre ambos, sumados a lo que ke pagan a Durant, los Nets habrían firmado cheques por un total de entre 540 y 590 millones de dólares solo para pagarle a sus tres figuras. Un proyecto muy ambicioso que tiene un solo objetivo: el anillo.