Jimmy Butler sabe que su destino depende de él y nadie más, lo sabe y entiende que este es su momento para tocar la gloria de una vez; tuvo una gran oportunidad hace dos años y no pudo, todo indica que puede ser ahora, en este 2022.

Si esta noche los Celtics de Boston sintieron las ausencias de Al Horford y de Marcus Smart bajo el aro, como quiera la noche era de Butler, al punto que en un solo cuarto, el tercero, marcó más puntos que sus rivales, 17 por 14.

El punto de quiebre

El primer juego de la final de Conferencia en el Este, terminó 118-107 pero se decidió ahí, en ese tercer parcial y el marcador 39-14 lo dice todo, un puñetazo en toda la anatomía de los Celtics, quienes desde ese momento dejaron de funcionar.

Antes, desde el comienzo, el choque estuvo parejo, con Boston dominando en los primeros compases, ganando el primer cuarto, 28-25 y cerrando la primera mitad con 11 cartones de diferencia.

La revolución Heat

Parecía que Jayson Tatum iba a ser el hombre grande otra vez y lo fue con sus 29 puntos pero fue opacado por Jimmy en la segunda parte del desafío.

Brillaron Tyler Herro, otra vez cumpliendo a la perfección su función como sexto hombre y sus 18 tantos así lo reafirman; también destelló Gabe Vincent con 17 y un triple a la hora cero para adelantar a Miami pero otra vez, el hombre fue Butler.

Jimmy anotó 41 puntos, se llevó 8 rebotes, además de 5 asistencias, 4 bloqueos y 3 robos de balón; todo ello para hacer historia, convirtiéndose en el primer jugador con estos guarismos en postemporada.

41 PTS

9 REB

5 AST

4 BLK

3 STL

63.2 FG%

El momento del juego

Quizás si hubo un momento que marcó el encuentro fue el stop de Butler a Tatum; ahí se definió todo, pues psicológicamente fue un mazazo.

Por Boston además de Jayson Tatum, anotaron 24 puntos, Jaylen Brown y 18 Prayton Richards.

Los Celtics no jugaron mal, funcionaron bien pero Miami fue mejor equipo y con Butler en modo MVP solo era cuestión de tiempo para coronar tan importante victoria.