Si bien dejó las canchas hace décadas, el mejor jugador de baloncesto de la historia sigue vinvulado a la liga. En la presente temporada del mejor baloncesto del mundo, Michael Jordan ha sido 'golpeado' por la pandemia del coronavirus.

Primeramente con Charlotte Hornets, equipo de su propiedad, el cual hace algunas semanas contó varios jugadores importantes de la plantilla aislados bajo el protocolo de salud y seguridad de la NBA, entre los que destaca su máxima figura, LaMelo Ball.

Por si fuera poco, el coronavirus ha golpeado fuertemente a otra institución de Michael Jordan: Chicago Bulls. Allí, ganó 6 campeonatos e hizo historia para ser considerado por muchos como el mejor jugador en la historia de este deporte.

Hasta 10 jugadores se encuentran fuera de la plantilla a consecuencia de la pandemia del COVID-19. Durante varios días intentaron remar contra la corriente pero fue en vano, dado que tuvieron que posponer dos compromisos ante la delicada situación.

Jordan es propietario de los Hornets desde 2010, luego de varios años como accionista minoritario. Bajo el mandato del séxtuple campeón de la NBA, el equipo llegó dos veces a playoff, siendo la última en 2016 en la que cayó en primera ronda ante Miami en siete juegos.

Se espera que con el pasar de los días se recuperen los jugadores para que puedan volver a la acción. Pero no cabe duda que la pandemia no ha tenido piedad con todo lo relacionado sobre Michael Jordan en la NBA.