Infartante partido. Denver Nuggets se impuso por 147 a 140 a Portland Trail Blazers en un encuentro que contó con dos tiempos suplementarios, por la capacidad de Damian Lillard para convertir triples en el 'clutch'. El local se impuso en el Ball Arena, en Colorado, y quedó 3-2 en la serie, a un paso de las semifinales en la Conferencia Oeste de la NBA.

Los Denver Nuggets lograron evitar una remontada épica de los Portland Trail Blazers, que contó con un Damian Lillard, que hizo 55 puntos y quedó en los libros de los récords por los 12 triples convertidos en Colorado.

Lillard anotó 17 de los 19 puntos de Portland en las dos prórrogas, sin embargo, se quedó sin energía cuando convirtió su 12° triple ya que no volvió a anotar cuando su equipos estaba por delante 140-138 con 3:47 minutos por jugarse en el reloj.

Nikola Jokic lideró a Denver Nuggets con 38 puntos y estuvo a una asistencia de un triple-doble ya que también realizó 11 rebotes y entregó nueve asistencias. El serbio apareció para empatar en 140 el partido y Michael Porter Jr. rompió la igualdad con un triple a falta de 1:33 para el final del encuentro. Un par de errores de los Blazers decretaron el sufrido triunfo del equipo local.

Denver Nuggets se quedó con un importante partido y ahora lidera la serie por 3-2. El próximo jueves se volverán a enfrentar, pero en la casa de Portland Trail Blazers. El equipo liderado por Mike Malone buscará cerrar la clasificación a las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA, aunque Damian Lillard sueña con estirar la incertidumbre hasta el séptimo partido.