Si algo tendría claro es que no le iba a ser muy fácil combinar su carrera como oficial de la Marina con su otra gran pasión, el baloncesto; decidió enfocarse más en esta disciplina, que lo llevara a estar en lo más alto de la NBA, a pesar de que tuvieron que pasar unas 10 temporadas desde su debut para alzar un trofeo de campeón.

Y es que sin duda, David Maurice Robinson, nacido en la localidad de Key West, Florida, un día como hoy 6 de agosto, hace 57 años, representa uno de esos jugadores fajadores de la denominada vieja escuela que también dejara un legado importante en el mejor baloncesto del mundo, con 14 campañas con su único equipo de siempre, los San Antonio Spurs, dejando registros más que indiscutibles dentro de esta franquicia.

Hijo de Freda y Ambrose Robinson, su madre enfermera y su padre un ingeniero que cumplía labores en la Marina, situación que les obligaba a mudarse de ciudad con mucha frecuencia; esto también provocara que comenzara a practicar el baloncesto de forma seria en su primer año de secundaria, siendo suplente muchas veces, por lo que también se inclinaba por dedicarle tiempo a otras disciplinas, como el golf, tenis y beisbol.

Una vez egresado de la secundaria en la Osbourn Park High School, su crecimiento era más que vertiginoso, alcanzando ya en ese momento los 2 metros de estatura, lo que le llevara a ser convocado por su equipo escolar; de inmediato se alistó en la marina, en donde por poco su ingreso se vería limitado ya que allí existía un tope de estatura de 1.98; además, se puso a estudiar matemáticas y también a jugar baloncesto en la NCAA.

En su primer año, solamente pudo estar en 28 partidos, ninguno de titular, en los que pudo promediar 7.6 puntos y 4 rebotes, en algo más de 13 minutos de juego. Pero, al verano siguiente, todo cambiaría, ya que estaría alcanzando los 2,13 mts de altura, y pues ya estaba para algo más.

Sus últimos dos años a nivel universitario fueron los mejores durante esa etapa, siendo el máximo reboteador y bloqueador en 1986 y 1987, además de ser galardonado como el mejor jugador universitario de los Estados Unidos.

También en ese último año dio el salto profesional, al ser elegido en el Draft por los Spurs, pero su debut como tal fue dos años después (1989), debido a que se quedó prestando servicio como ingeniero en la Base Naval de Submarinos de King´s Bay, en Georgia, algo que David no quería dejar de hacer. En vista de esto, San Antonio debió ofrecer un buen contrato millonario para asegurarse de que se iba a reportar al equipo, una vez culminara sus servicios navales, ya que había el temor de que no se reportara.

Una vez en la NBA, ya mostraba su consistencia, pudiendo estar presente en los 82 partidos de la ronda regular, en las dos primeras temporadas; tal fue el cambio que generara en el desempeño de este equipo, que en la temporada anterior de su debut, San Antonio tuvo el peor registro de la liga, con apenas 21 victorias, y luego en el estreno de Robinson, llegaron a obtener 56 triunfos y con el pase a la postemporada, cambiándole la cara de forma asombrosa.

Su mejor campaña en el plano ofensivo fue en 1994, con 30 puntos por encuentro, y a nivel defensivo, su promedio de 13 rebotes en 1991. Con todo y esto, siempre se le cuestionaba que no podían hacerse de un título en la liga, aunque su presencia en los 'Playoffs' era ya algo acostumbrada, pero se llegaron a tropezar con los Rockets de Hakeem Olajuwon y los Jazz de Karl Malone y John Stockton.

Robinson también formó parte de aquel célebre equipo de Estados Unidos que galopara los juegos olímpicos de Barcelona en 1992, el famoso 'Dream Team' de Chuck Daly; ya había sido parte de la selección de su país en 1986, ganando el mundial en España, además del subcampeonato en los Panamericanos de 1987 y la medalla de bronce en Seúl 1988.

Quizás el momento más cumbre en su carrera, además de sus títulos en 1999 y 2003, fue en la temporada de 1994, cuando se disputaba el liderato de anotadores de la liga con Shaquille O'Neal, en el cual curiosamente para poder conquistarlo debía anotar al menos 68 puntos en el último juego de la temporada regular; pues Robinson terminara marcando 71 unidades y se llevó el galardón.

Ese mismo año, un 17 de febrero, también logró hacer historia al marcar un 'cuádruple doble', al sumar 34 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias y 10 bloqueos, en un partido ante los Detroit Pistons, siendo hasta el momento la última vez en que un jugador logra esta hazaña.

Desde el año 1997 conformaría una de las más temibles duplas en la pintura, con el ingreso al equipo de un joven llamado Tim Duncan, con quién compartió el protagonismo hasta el año de su retiro, el mismo en donde obtuvieran el segundo campeonato (2003); ambos se ganaron el seudónimo de las "Torres Gemelas" durante todo ese tiempo, precisamente por su amplio dominio en los tableros.

Aquel 15 de junio del 2003 puso fin a una más que exitosa carrera, luciéndose con 13 puntos y 17 rebotes en esa final ante los New Jersey Nets, ante la incredulidad de los aficionados tejanos al ver que ya no iban a seguir disfrutando de su 'almirante eterno'. De los pocos jugadores en anotar al menos 20.000 puntos en la NBA; pocos como él, callado, disciplinado y muy cumplidor. ¡Feliz cumpleaños almirante!