Durante este inicio de campaña de NBA, varios equipos han sorprendido por su rápida cohesión de grupo a pesar de sus múltiples nuevas piezas. Ese es el caso de los Chicago Bulls y Washington Wizards, quienes fueron agresivos desde el minuto uno en la temporada baja y se han acoplado a la perfección.

También está el caso de otros 'descartados' durante los últimos años, como los Golden State Warriors, que empiezan a preocupar al resto de la NBA amenazando con revivir una dinastía de antaño en la Conferencia Oeste, a la espera de su estelar escolta, Klay Thompson.

En el caso de los Wizards, sin hacer mucho ruido en la temporada baja y la agencia libre, parece que encontraron las piezas que Bradley Beal necesitaba para devolverles el protagonismo que tuvieron en la etapa de John Wall.

Con su récord de 11-5, están a apenas un triunfo de los líderes del Este, Chicago y Brooklyn, que poseen un registro de 12-5 tras haber disputado un juego más. De todas formas, el objetivo de los de la Capital estadounidense es asentarse como un equipo que pelee arriba y acostumbrarse a llegar a playoff con este nuevo proyecto.

Justamente, los Bulls fueron uno de los equipos que apostaron por una renovación desde el banquillo y sumó elementos con experiencia, jóvenes, pero todos con potencial All-Star para intentar regresarlos a los Playoffs y por ahora la balanza se está inclinando a su favor.

En el caso del Oeste, pocos analistas veían a los Warriors como un equipo a vencer en esta temporada, y menos liderando con tanto dominio sobre el resto. El nivel de Curry nunca estuvo en duda, aunque siempre se tiene en cuenta su físico. Además, la baja de Klay Thompson, más la apuesta por varios jóvenes no hacían pensar en un año tan efectivo para los de San Francisco.

Draymond Green y Andre Iguodala lucen poseídos en el otro lado de la cancha, liderando con ejemplo, esfuerzo y sincronización. Tendrán más altura, atletismo y defensa en la pintura con James Wiseman, y aún pueden ser más peligrosos si Thompson regresa en forma y con puntería.