Como en la famosa novela del Nobel de Literatura, Gabriel Garcia Marquéz, Crónica de una muerte anunciada; así se dejaba entrever el desempeño de los Lakers de los Ángeles en esta campaña.

Salvando las distancias , si en el libro Santiago Nazar sabía desde el comienzo que iba a morir, también más allá de las analogías, también Lebron James sabía que las cosas vendrían mal, pues como un equipo sólido de competencia como en 2020 cuando fueron campeones; con un dream team así, jamás se han vuelto a encontrar.

Y digo como equipo sólido para pasar un poco la mano y endulzar la crítica pero en verdad, como equipo nunca se vieron; siempre tres piezas sueltas por su lado, Lebron , Antonhy Davis y Russell Westbrook jamás se encontraron en la cancha.

No hubo entendimiento y si bien Lebron le metió 56 puntos a los Warriors de Curry y Clay Thompson y los fieles comenzaron a vociferar a los cuatro vientos que si era posible estar entre los 8 de la postemporada, así y todo se ve una escuadra sin alma.

Los egos volvieron a subir y al menos ese décimo puesto pueden mantener hasta ahora con menos de veinte juegos, Lebron no puede tirar solo del carro, la historia lo ha demostrado, con Cleveland, con los Heat, incluso con los mismos Lakers.

"Nuestro grupo no se ha separado. No nos hemos roto." 💪🏽

Westbrook: el fantasma

Así, como un fantasma, se puede calificar a la personalidad de Russell Westbrook desde su llegada a los Laguneros, no solo por sus menos de 8 puntos promedio por juegos sino porque nunca se ha encontrado en la cancha.

Cuando uno lee que en el momento cumbre de la temporada, cuando la presión aumenta y el récord negativo de los Lakers habla a las claras de la crisis; cuando esto pasa y Westbrook comienza a negociar su salida del equipo al finalizar la campaña, se llega hasta a dudar de la profesionalidad de este excelente jugador.

Meras excusas

Unos aluden al impacto del covid 19, otros a las lesiones y en este sentido a la mala forma de Anthony Davies pero lo cierto es que el técnico Frank Vogel nunca ha podido encontrar las claves para enrumbar la nave.

El estratega jamás mostró alternativas ni ideas frescas, dejó que las pesos pesados tiraran del carro a placer y entre el orgullo y la falta de empatía de sus estrellas; ahora mismo Vogel está en un punto de no retorno.

Ya muchos aseguran incluso que todo es cuestión de tiempo para que al finalizar la temporada Vogel dejé el banquillo del elenco californiano.

Expectativas muy altas

De equipo para ganarlo todo en el año, los Lakers están para ser el fiasco de la liga en este 2022, pues podrían estar fuera hasta de los diez que pasen a la postemporada.

Si alguno compararon esta escuadra que a finales de la primera década de este siglo, ganaron  cinco anillos con el legendario Phil Jackson; si llegaron a ensar así la ilusion se desmoronó en un abrir y cerrar de ojos.

Como Phil no hay nadie y hay historias en el deporte que pertenecen a un espacio y tiempo específico para no volver a repetirse otra vez.

La mayoría de los aficionados piden que acabe la etapa regular para pasar la página y empezar de cero a finales de 2022.