No todo podía ser perfecto en un certamen organizado en Europa; aunque tampoco se desea que ocurran cosas como las que sucedieron en la Arena de Tbilisi, ciudad que se encuentra albergando el grupo A del campeonato Eurobasket, y en donde se fue testigo de una situación que puede desencadenar en el retiro de la selección de Turquía del evento.

En la jornada de este domingo, los turcos enfrentaban a los anfitriones de Georgia, el tercero de ambos en el torneo, el cual fluía de lo más normal y que aún no estaba decidido; a falta de unos cuatro minutos para el final, el referente Furkan Korkmaz quiso hacer una volcada pero tuvo como rival a Duda Sanadze quién para impedirlo le propinó una fuerte falta, típica de baloncesto.

Al parecer esto no le gustó al jugador de los Philadelphia Sixers, que realizó un amago de encarar al georgiano, y es cuando deben intervenir los árbitros y el resto de jugadores de ambos seleccionados; los jueces una vez reunidos, tomaron la determinación de expulsar tanto a Korkmaz como a Sanadze, debiendo retirarse ambos a sus respectivos vestuarios; cuando todo parecía terminar acá, pero más bien, vino lo peor.

 

En su camino a los vestidores, Sanadze y otros dos jugadores de Georgia como Goga Bitadze y Toko Shengeila se acercaron al turco y cruzaron no solo palabras sino también algunos empujones y manotones, en donde debió intervenir la policía local, se estima unos 30 efectivos, y en donde los jugadores de Turquía se quejan de haber recibido cualquier tipo demaltrato de parte de estas autoridades locales.

El encuentro, a pesar de esto, continuó su marcha y culminó contriunfo para los anfitriones por 88-83; pero al poco tiempo, no faltaría el reclamo formal de la federación turca de baloncesto, a través de su vicepresidente Omer Onan, quién ante esto ha solicitado a los organizadores y a los encargados de la seguridad, el video que muestre parte de lo sucedido a Korkmaz.

Pero en este sentido, Onan ha sido enfático y ha indicado que si bien no se tienen las intenciones de retirarse de la competición, en caso de no recibir el acceso a las cámaras de seguridad del recinto de Georgia, estarían dando por sentado el no contar con las garantías de poder jugar al baloncesto, y allí si considerarán el no continuar jugando, con todo lo que esto acarrearía.

Todo queda ahora en manos de la FIBA, quién ha recibido esta notificación de parte de Turquía, para determinar si habrá alguna medida o sanción disciplinaria hacia el seleccionado que sirve de anfitrión en el grupo A del Eurobasket; una verdadera lástima, considerando que el buen nivel era algo que estaba caracterizando a este certamen, pero que se puede ver empañado en caso que uno de sus participantes decida retirarse.