Los fanáticos de los Sixers veían en Toronto una pesadilla. Una que se podía repetir, como en 2019, cuando Kawhi Leonard metió un triple imposible y se llevó aquella serie de siete partidos que metió a sus Raptors en carrera para lograr el anillo que finalmente consiguieron. Y ahora, tres años después, los dos triunfos de los canadienses que levantaron dos match points se veía como un deja vu.

Pero Joel Embiid está decidido a ir por todo y no lo permitió. Con una actuación magistral del pívot camerunés, Philadelphia le dio a una paliza de 132-97 a Toronto y, al vencer 4-2, clasificó a las semifinales de conferencia donde ahora jugarán ante Miami Heat.

Embiid fue el máximo anotador del partido, con un doble doble de 33 puntos y 10 rebotes. Su compañero Tyrese Maxey sumó 25 puntos, tras anotar 5 triples de 12 intentos, mientras que James Harden también terminó la noche con un doble doble de 22 puntos y 15 asistencias.

Esta vez, los Raptors no pudieron sofocar a Embiid con la doble defensa que habían aplicado con tanta efectividad en los dos partidos anteriores y que les permitió colocar un 3-2. Los Sixers llegaron a Toronto con la lección aprendida y movieron el balón con rapidez por el perímetro hasta encontrar al hombre desmarcado, lo que facilitó a Harden acumular 15 asistencias en el partido.

• 20.6 Puntos

• 5.0 Rebotes

• 4.6 Asistencias

• 51.3% en tiros de campo

• 40.0% en triples

El futuro de los Sixers

Toronto echó de menos a su base titular y uno de sus mejores elementos desde el arco en Fred VanVleet, quien fue baja para el partido del jueves debido a molestias en la cadera. Así, todos los esfuerzos estuvieron enfocados en Pascal Siakam que jugó 44 minutos y metió 24 puntos.

La serie de Semifinales entre 76ers y Heat será sin duda pareja, ya que ambos tienen un líder absoluto en el equipo (Embiid y Butler), pero con una estructura detrás que permite buenos rendimientos colectivos. Sea cual sea que pase esta serie, sin duda llegará a la búsqueda de las Finales con una moral por las nubes.