A veces no basta con anotar 40 o 50 puntos en un partido, dado que muchas veces se ha observado que si no se cuenta con el apoyo del resto de los compañeros, ese esfuerzo suele quedar en vano; justo algo similar ha ocurrido en el cierre de la jornada de este martes, en un muy esperado duelo californiano entre los Lakers y Clippers.

Un encuentro enmarcado dentro de la jornada de la “Rivals Week” organizada por la NBA, los dirigidos por Tyrone Lue se llevaron la mejor parte y se impusieron a sus rivales locales por 133-115, de nuevo con otra buena noche de Kawhi Leonard, que parece recobrar al nivel que nos tenía acostumbrados, anotando 25 puntos y con un 65% de acierto.

Pero Leonard no estuvo solo, ya que su compañero Paul George no se quiso quedar rezagado y sumó la cantidad de 27 tantos, además de otros 9 rebotes; y cuando esta dupla tiene una jornada como estas, es bien difícil poder vencerlos.

Otra vez se pierde una espectacular jornada de LeBron James, quién cerró la jornada con 46 puntos, pero lo impresionante es que lo ha logrado en solo 32 minutos de acción, acertando 16 de 29 intentos al canasto, aunque esto habla de que quizás pueda estar abusando de tomar siempre el disparo final en las posesiones.

Desde la banca, se destaca otro aceptable partido de Russell Westbrook con 17 puntos; pero el resto de la plantilla fue muy poco lo que pudo aportar a nivel ofensivo, y esto se vio reflejado en el marcador final. Solo el pívot Thomas Bryant logró sumar otros 15 tantos para esta causa.

De igual forma, los Clippers fueron más efectivos, sobre todo en la primera mitad del duelo, encestando hasta 15 de sus 23 intentos desde la larga distancia, siendo los mejores acá el base Terence Mann, además de los suplentes Reggie Jackson y Norman Powell, todos con cuatro triples.

La impotencia de LeBron

Este tipo de resultados son los que más llenan de frustración a una figura emblemática como LeBron James, quien ya en más de una ocasión ha manifestado su descontento a la directiva sobre el poder contar con una nómina más completa y que les permita no solo clasificar sino trascender en la postemporada.

Ahora los Lakers suman 26 derrotas, aunque siguen muy cerca de los puestos del ‘play in’, mientras que los Clippers regresan a la quinta posición de la conferencia, con un registro positivo de 26-24. Ambos aún por mejorar mucho, pero más comprometidos están los de Jeanie Buss.