Charles Barkley, John Stockton, Karl Malone... Estos tres grandes jugadores que pasaron por la NBA nunca ganaron un anillo y a Chris Paul se lo trató en varias oportunidades muy mal ya que no lo incluían entre los mejores de la historia por este hecho. El base de Phoenix Suns podrá no ganar el título, pero esta cumpliendo una temporada fantástica y lidera a un equipo que quiere dar la gran sorpresa.

Phoenix Suns vapuleó a Los Angeles Clippers en el Juego 6 y es el nuevo campeón de la Conferencia Oeste de la NBA. Chris Paul anotó la impresionante cifra de 41 puntos en 16 de 24 intentos de cancha. Además, de esos 41 hizo 19 en el último cuarto y cerró su planilla con ocho asistencias, cuatro rebotes, tres robos y ninguna pérdida durante su tiempo en cancha.

Chris Paul vivió muchos años con el hecho de tener una mochila encima por no haber llegado a las Finales de la NBA y cuando Oklahoma City Thunder lo liberó antes de su llegada a Phoenix, el base era criticado y en Estados Unidos aseguraban que ya estaba en el final de su carrera y no podría pelear por el anillo.

Lo cierto es que Chris Paul se convirtió en la estrella de los Phoenix Suns. El jugador de 36 años promedió 18.1 puntos, 3.9 rebotes, 8.7 asistencias y un 47% en tiros de campo en esta temporada

La carrera de Chris Paul estuvo marcada por lesiones inoportunas. La más dura ocurrió en las Finales del Oeste de 2018 ante Golden State Warriors. El base lideraba a Houston Rockets junto a James Harden, pero una lesión en el cuadriceps arruinó su sueño y a la siguiente temporada su relación con la otra figura no era positiva y la campaña no fue similar.

Drafteado por New Orleans Hornets en el pick n°4 en 2005, Chris Paul fue 11 veces a un NBA All Star Game, ganó dos medallas de oro con Estados Unidos en Juegos Olímpicos, pero su actuación en Phoenix Suns ya superó a lo que hizo en tiempos anteriores con los Hornets, Los Angeles Clippers, Houston Rockets y Oklahoma City Thunder.

Los Phoenix Suns se convirtieron en la reivindicación de Chris Paul. El base para muchos en Estados Unidos ya estaba arruinado y el sueño de llegar a unas Finales era imposible, pero junto a jugadores como Devin Booker, DeAndre Ayton o Jae Crowder se convirtieron en un equipo que juega muy bien y que no se asusta en partidos complicados.

Los Suns se deshicieron en playoffs de Los Angeles Lakers, Denver Nuggets y Los Angeles Clippers. La franquicia de la ciudad de Arizona sueña con conseguir su primer título en la NBA. El veterano Chris Paul intentará demostarar que la edad es lo de menos y que se puede competir a primer nivel hasta el final de su carrera.